CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

Año X - N° 5057
Lunes 24 de septiembre
de 2018

BUENOS AIRES:

ACTUALIZADO

09:30

POLITICA

02/01/2016
El escenario donde se desató el tiroteo del 31 de diciembre por la mañana, en la zona de Chascomús (Crédito: Página)
El escenario donde se desató el tiroteo del 31 de diciembre por la mañana, en la zona de Chascomús (Crédito: Página)

center

Caso Efedrina: la fuga

Primeras críticas editoriales

Clarín, La Nación, Perfil y Página suman al unísono distintos apuntes negativos sobre los operativos para atrapar a los tres fugitivos. Aparecen las "dudas".

 

Desde el domingo 27 de diciembre que la agenda porteña se trasladó hasta el penal de máxima seguridad de General Alvear por la fuga de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez: Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci. Hasta el 31 del mes pasado, sólo se especulaba con el posible paradero de los fugitivos. Pero ese día a la madrugada la tensión se trasladó hasta la ciudad de Ranchos, cercana a Chascomús, donde los tres hombres se tirotearon, supuestamente, con efectivos de la Bonaerense que estaban apostados en un control policial. Durante las últimas horas de 2015 y estos primeros momentos de 2016, los agentes de seguridad todavía se encuentran rastreando a los prófugos. Se extiende la vigilia social y periodística cuando todo parecía indicar que los protagonistas de este nuevo capítulo de la serie sobre la efedrina y el narcotráfico parecian estar "cercados".

Para colmo una de las ultimas informaciones da cuenta que Martín Lanatta, el mismo que a mitad del año pasado se entrevistó con Jorge Lanata en Periodismo para Todos, fue ayer -según consignan los matutinos- hasta la casa de su exsuegra para pedirle dinero. Además, el fugitivo le robó la camioneta que ella tenía. Otro eje que surgió entre la Nochevieja y el año nuevo es la declaración del abogado Hugo Icazati -que supuestamente representa a Schillaci- sobre las condiciones que intentaban establecer los condenados para entregarse.

"Del optimismo al desconcierto y la cautela", escribe Ignacio Ortelli en Clarín en una nota que se titula "desconcierto y dudas" en la Provincia. Repara en las palabras del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, ante los medios ("están cercados" en una zona densamente poblada del sur del Gran Buenos Aires pero se está esperando "el momento justo") y del fiscal Mariano Sibuet ("No puedo asegurar que estén cercados"). Añade que el gobierno de María Eugenia Vidal decidió incorporar efectivos de la Policía Federal a los operativos. Para el matutino aún hay seis "misterios" difíciles de explicar.

En primera instancia, Raúl Kollman aclara en Página que el "violento tiroteo" del 31 de diciembre aún no tiene "evidencia" de que haya sido ejecutado por los tres prófugos. No guarda sus críticas con respecto al accionar de las fuerzas de seguridad: "Pese al anunciado operativo cerrojo y al uso de dos helicópteros que no se vieron, ayer la acción se trasladó a los barrios donde vivía el trío antes de ir a prisión, Quilmes, Florencio Varela y Berazategui. El colmo es que estuvieron dos veces en la casa de la ex suegra de Cristian Lanatta, un dato que se contradice con el gigantesco operativo en marcha". En particular anota que "la acumulación de fuerzas de seguridad no impidió que la información resultara poco precisa, poco creíble y que las contradicciones estuvieron a la orden del día" y que desde ayer las autoridades bonaerenses se llamaron al "silencio".

Pero lo interesante es que no sólo Página critica que se haya permitido ese hecho "inexplicable", sino que también hay cuestionamientos un poco más lights en Clarín. Pese a todo, Kollmann comparte su visión: "La lógica indica que los prófugos, tarde o temprano, deberían ser capturados porque no tienen muchos recursos y tampoco lograron alejarse demasiado".

Para Ramiro Sagasti, de La Nación, hay "inquietud" en La Plata al margen de que en Seguridad bonaerense consignaron que están trabajando "puerta a puerta, sin descanso". El corresponsal de La Plata edita una hipótesis que manejan en la Justicia después de que se conociera el tiroteo del 31: "Los prófugos conocían muy bien la zona y sus caminos rurales. Informantes cercanos a los fiscales Sibuet y Cristian Citterio – que investiga la fuga del penal– sospechan que los evadidos pretendían llegar a General Lavalle, donde el Río de la Plata se une con el mar. También solían ir a cazar allí, al coto de la familia de un ex legislador bonaerense. Continuaron por la ruta 20. Luego tomaron la ruta 11 y fueron captados por las cámaras de un peaje, en dirección a la costa. 'Creemos que no pudieron llegar a Lavalle y tuvieron que volver al conurbano, pero lo hicieron por caminos alternativos', dijo un investigador. Allí se concentra ahora la cacería".

El aporte de Emilia Delfino en Perfil no es para nada menor: denuncia la complicidad policial con los prófugos. La búsqueda sigue siendo intensa en Berazategui, Quilmes, Florencia Varela y alrededores y anota que "los últimos datos de la investigación demuestran que el radio de protección de los reos es tal que, a pesar del intenso operativo policial para localizarlos, los hombres más buscados del país están en el lugar más obvio".

Finalmente, reparan en el comunicado del gobierno bonaerense: "En las últimas horas de la investigación se realizó un seguimiento intensivo de los movimientos que efectuaron los delincuentes evadidos. Y si bien cada día la investigación avanza más, sería imprudente determinar plazos de tiempo sobre las capturas". O sea que se pasó del supuesto acorralamiento de los sospechosos a un período "sin plazos".

  • Copyright 2000-2018 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Balcarce 1463 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM