CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

Año X - N° 4782
Lunes 18 de diciembre
de 2017

BUENOS AIRES:

ACTUALIZADO

14:30

POLITICA

15/02/2017
El Macri de Menchi Sábat
El Macri de Menchi Sábat

center

Correo Argentino

La Nación minimiza la imputación a Macri

Mientras sus colegas acentúan la nueva situación judicial del presidente, el diario de los Saguier prefiere una mirada más light


La noticia del día es que el fiscal federal Juan Pedro Zoni imputó al mandatario Mauricio Macri y al ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, por el “controvertido” (Clarín) acuerdo entre el Estado nacional y el Grupo Macri por la deuda con el Correo Argentino. Hay un tercer funcionario que quedó imputado pero que no tiene presencia en las tapas: Juan Manuel Mocoroa, el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Comunicaciones. El fiscal argumentó que “iniciará una investigación criminal tendiente a corroborar la existencia de conductas delictivas estrechamente vinculadas al proceso concursal”. Como background indican que el expediente se inició a partir de una denuncia del abogado particular Daniel Igolnikov a la que luego se sumaron los dirigentes de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella y Gabriela Cerruti. El “Correo-Gate” sumó su primer capítulo en la Justicia Penal, admite Gabriel Morini (Ámbito). Llama la atención que la imputación a Macri esté oculta sólo en los grandes y notorios títulos de la tapa de La Nación.

Juan Pedro Zoni (Crédito: La Nación)

Para entender sobre los números, Martín Bravo expone en Clarín: “El fiscal se apoyó en los dictámenes de (la fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Gabriela) Boquin, que había expresado que lo acordado entre el Estado y Correo Argentino ‘equivale a una condonación’ de la deuda y que ‘debe considerarse abusiva’ porque implicaría, según los cálculos de la Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero en las Investigaciones (DAFI), una quita de más de $4.000 millones en la actualidad y más de $70.000 millones a 2033, año en que terminaría de cancelarse en caso de implementarse el acuerdo. A su vez, la fiscal consideró ‘más abusiva aún’ la propuesta -con un interés del 7% anual- ante la demanda de Correo Argentino al Estado por daños y perjuicios, ampliada tras el acuerdo por un monto de $1.794.929.993 con un 11% de intereses. La deuda original de la empresa era de $296.205.376”.

Werner Pertot, de Página, informa: “Mientras el frente judicial se ensombrece, el gobierno de Macri intentó nuevamente justificar el acuerdo que, según la fiscal Gabriela Boquin, representa una quita del 98,87 por ciento de la deuda a valores actuales que tiene el Grupo Macri con el Estado”.

Al mismo tiempo, Carlos Galván describe en la página 3 de Clarín que “crece la pelea” entre el oficialismo y “la oposición”. El eje de importancia es que el UNA de Sergio Massa, el bloque Justicialista que tiene como referente a Diego Bossio, el GEN, Libres del Sur y el Partido Socialista, participaron del acuerdo para llevar a Aguad y a Franco Macri al Congreso para que den explicaciones. Se suma Gabriel Sued en La Nación.

La explicación del jefe de Gabinete, Marcos Peña, sobre la postura del Gobierno nacional en este tema cobra máxima relevancia en La Nación (“Forzado por la polémica, el Gobierno despega a Macri del acuerdo con el Correo”). “Se ha actuado según la ley. El Presidente no ha intervenido en esta discusión, sino el área jurídica del Ministerio de Comunicaciones”, fue una de las definiciones de Peña que más repercusión tuvo. Además, el funcionario expuso ayer en una conferencia de prensa que se pedirá la intervención de la Auditoría General de la Nación (AGN). Para Pertot (Página), en el Gobierno “intentan mantener (a Macri) lo más alejado posible del escándalo”.

Rubén Rabanal, de Ámbito, tiene un aporte más que interesante sobre la convocatoria del Ejecutivo a la AGN. Posando la mirado sobre Oscar Lamberto, el presidente de la Auditoría -que se enteró de la noticia en el Aeropuerto de Santa Fe-, consigna: “Mientras subía la escalerilla del avión, Lamberto ya comenzaba a aclarar vía teléfono que la convocatoria a la AGN no sólo estaba mal hecha, sino que ni siquiera el propio Poder Ejecutivo puede hacerla. Sólo el Congreso, a través de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, puede establecer el programa de trabajo anual de la AGN y, por lo tanto, darle instrucciones sobre qué hacer”. Por si fuera poco, el periodista subraya que en “otro error” de la Rosada, ni Gabriela Michetti ni Emilio Monzó fueron notificados previamente sobre el anuncio que dio a conocer Peña.

En la misma línea que Rabanal, Daniel Muchnik alumbra en El Cronista: “Es imperdonable que Marcos Peña, su férrea mano derecha haya sugerido que fuera la Auditoría General de la Nación y no la Sindicatura General de la Nación la que debe ocuparse de la cuestión del Correo, dilema que arrastra su padre tras una concesión frustrada. La Auditoría rinde cuentas ante el Congreso, en los hechos depende sólo del Parlamento. No le corresponde hurgar donde no le toca hacerlo, ni le piden que lo haga”. Noelia Barral Grigera expresa que Lamberto, efectivamente, sugirió que la Sigen se ocupe del tema.

#Silencio

“Hasta el momento Macri no se refirió públicamente al caso, en un silencio similar al de los primeros días luego de que se conocieran las revelaciones de los llamados Panamá Papers y su participación en la firma offshore Fleg Trading, en la que aparecía como director”, toma nota Bravo en el gran diario argentino. “En el Gobierno también tomaron nota (y valoraron) el silencio de Elisa Carrió, que no salió a hablar desde que se conocieron las objeciones de Boquin al acuerdo, del que ahora deberá opinar la Cámara Federal”, suma Jaime Rosemberg en La Nación.

En tanto, Maia Jastreblansky presenta en el diario centenario: “Con el caso judicializado, se abrió ahora un interrogante sobre el rol que tuvo cada organismo de control en la trama del convenio que involucra al padre del Presidente”. Su nota se titula: “Los organismos de control quedaron en la mira tras el acuerdo estatal con Socma”. Página se complementa al poner en foco la opinión de la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso.

#Opiniones

“El tema se ha convertido en una cuestión política de volumen y la oposición, por primera vez, encuentra un terreno fértil para poner al oficialismo a la defensiva en un asunto donde cualquier explicación deja una estela de sospecha”, opina Ricardo Kirschbaum en Clarín. Y dejando en claro que se trata del “primer gran escándalo político con el que el Gobierno deberá lidiar”, agrega: “Macri, por eso de estar en los dos lados del mostrador aunque en los papeles aparezca estar de uno sólo debió ser más cuidadoso o estar más cuidado por sus funcionarios. Es otra apelación a la ingenuidad, que afecta seriamente la confianza en el Gobierno”.

Pese a algunos esbozos de justificación sobre las riendas tomadas por el oficialismo, Joaquín Morales Solá califica en La Nación: “Faltó previsión sobre la potencial carga política de la decisión sobre el Correo y la necesaria comunicación acerca de lo que se estaba haciendo”. Y en la última línea remata: “Faltaron política y sensibilidad, otra vez, para predecir potenciales conflictos”.

El director periodístico de El Cronista, Hernán de Goñi, sentencia: “Ya no hay luna de miel ni contemplación en la sociedad por la herencia. Este año Macri ya no tiene margen para cometer errores no forzados”.

  • Copyright 2000-2017 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Director de Contenidos: Gonzalo Grandis
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Humberto Primo 683 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM
Teléfonos: 011 4362 5849