CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

Balance 2012

15/08/2014

De YPF al 7D, con el ruido a las “cacerolas” de fondo, se partidizó el temario

Diciembre 2012. La agenda de 2012 tuvo tres momentos clave en su desarrollo. El DsD analiza los tramos, mes a mes. El año de la agremiación que llegó hasta la redacción de Clarín. El traspié oficial del 7D. Crecen los reclamos por conferencias de prensa: el año del “queremos preguntar”. Agosto: Clarín edita mas sesgado que nunca. Los bochornos periodísticos del año.“Caso Ciccone”, la investigación periodística del año. DsD se suma a TW y hace ese día su primer TT. El DsD cumplió una década en la web, el 16 de diciembre de 2012.

El conflicto entre la actual administración nacional y el Grupo Clarín barnizó también este año al mundillo periodístico, tal como viene señalándolo DsD desde 2008 y resumiendo en sus números aniversarios correspondientes. 

Así fue como se profundizó la “partidización mediática”, fenómeno que se registra desde 2009, cuando el oficialismo impulsó la necesidad de una nueva Ley para la actividad audiovisual que busca desmonopolizar al sector.

Desde otras ópticas, el kirchnerismo “se quiere quedar con todo”. Este encuadre condujo a que la enorme mayoría de las empresas periodísticas editen a partir del esquema de estar “con” o “contra”.

En consecuencia, por segundo año consecutivo, los lectores de matutinos y los argentinos expuestos a los mensajes de los medios de comunicación recibieron informaciones sesgadas, títulos forzados e interpretaciones u opiniones interesadas. Para peor de males, el año que termina los “bochornos” periodísticos alcanzaron una extensión inusitada, de los cuales en esta edición sólo se brinda una síntesis de los más escandalosos.

Afortunadamente también hubo trabajos y desempeños periodísticos para destacar. Las buenas prácticas en la profesión periodística argentina pareciera que sobreviven gracias al esfuerzo de unos pocos. DsD como siempre, tomó nota a lo largo de todo el año, y aprovecha este número especial para rendir reconocimiento, sabiendo que en toda síntesis, se puede cometer alguna injusticia. Por adelantado pedimos disculpas.

 

Una década

DsD presenta como todos los años su Edición Especial aniversario, con el balance del año.

Un 16 de diciembre -hace 10 años- el DsD se subía a la web.

Otro Mundo, otro país.

La mayoría de los lectores tenían conexiones dial -up y la banda ancha era privativo de las grandes coporaciones. El mejor buscador en español era Altavista en esta parte del orbe. El flash,el android y decenas de aplicaciones y plataformas con las que hoy convivimos eran desconocidas o simplemente no se habían inventado.

En medio de una de las crisis más profundas que haya atravesado la sociedad argentina, un pequeño grupo de profesionales creía que podía hacer un aporte diferente y original.

Si el DsD lo logró o no, eso no lo diremos nosotros: es el juicio de los lectores.

Hemos intentado ser duros con los poderosos. Por eso, siempre se priorizó la observancia sobre los diarios Clarín y La Nación, los dos colosos que más ejemplares venden. Y hemos sido clemente con los más pequeños: sus limitaciones siempre las tuvimos presentes.

Pedimos disculpas por escrito, editando claramente nuestros errores. Nos obstinamos con las temáticas que la prensa tradicional -por diversos factores- ignoró o tornó invisible en estos diez años.

Hay que cambiar. En eso estamos.

Pero el espíritu de este proyecto se mantendrá inalterable. Necesitamos de mejores razones para desistir de nuestra tarea. Y hasta aquí no las hemos encontrado.

Por eso un Nuevo DsD. Gracias.

Dardo Fernandez
Director y fundador DsD

La pelea por la agenda

Inmediatamente después de las elecciones presidenciales del 23 de octubre de 2011, el diario Clarín consideró que el Gobierno nacional había comenzado a tomar una serie de medidas a las que denominó el ajuste, en el marco de la crisis internacional y su impacto en nuestra economía doméstica. En diciembre de 2011, La Nación se sumó a esa construcción mediática. Clarín había logrado instalar su visión del “ajuste”.

A comienzos de año, un fatal accidente ferroviario en la terminal porteña de Once, abrió la segunda serie noticiosa negativa para la Rosada. Insólitamente hubo concordancia entre diarios oficialistas y opositores: todos la calificaron como la “tragedia de Once”, con un saldo de 51 muertos y casi 700 heridos.

En los primeros días de marzo, el director de Perfil, Jorge Fontevecchia fue el primero en advertir un “cambio en el clima cultural” en nuestro país, lejos del fervor oficial y el crédito mediático que la amplia victoria electoral que había cosechado Cristina Fernández, apenas cinco meses antes. El “ajuste” y la “tragedia” ya hacían mella en la opinión pública, se aseguraba por entonces.

Sin embargo, la Casa Rosada supo reponerse rápidamente: el 30 aniversario de la Guerra de Malvinas y la intervención de YPF –con la correspondiente estatización y salida de los españoles de Repsol- le dieron oxígeno mediático, y un fuerte reposicionamiento entre abril y junio. De hecho, las encuestas indicaron que fue la mejor performance anual del gobierno nacional.

El Cronista Comercial primero, con el adelanto de la medida oficial sobre YPF, y Ámbito que precisó el nombre del nuevo titular de la petrolera, fueron los más destacados en ese momento.

En ese período de bonanza mediática oficial, Clarín nunca se rindió en la pelea por el temario. Tapas y más títulos sobre el “Caso Ciccone” (del apartamiento del juez y el fiscal de la causa, hasta su estatización por parte del Congreso, pasando por la exclusiva sobre las acusaciones contra Jaime y Schiavi). En el mismo caso, La Nación también pegó con varias primicias (como ejemplo, las moratorias de la AFIP).

El 23 de mayo todos los diarios dieron cuenta del fallo de la Corte Suprema de Justicia que resolvió que la medida cautelar que suspendía el artículo 161 de la LSCA, referido a la “adecuación”, vencería el 7 de diciembre de este año. Nacía el 7D. Repasando el desarrollo de la agenda mediática fue la jornada de la última buena nueva para el oficialismo.

Poco a poco, la Casa Rosada perdió predicamento en la pelea por el temario. El uso de la cadena nacional por parte de la Presidenta fue el recurso más usual para tratar de instalar como noticias hechos de Gestión. La suerte del impacto noticioso fue diversa. Crecieron a la vez las críticas periodísticas a dicho recurso.

En junio el plan quinquenal de YPF, medidas para pesificar la economía. En agosto, el pago del Boden 2012 en dólares - precedido de un sinfín de especulaciones y lobbys periodísticos interesados- fueron algunos de los pocos anuncios que lograron visibilidad mediática.

Desde julio en adelante, la Casa Rosada perdió capacidad para incidir en la agenda salpicada por una batería de hechos y circunstancias adversas, de las cuales algunas fueron provocadas por el propio oficialismo.

Algunos ejemplos fueron: la profundización de las medidas restrictivas para adquirir dólares y sus consecuencias (instaladas como “cepo cambiario” –de mayo a septiembre) y el caso Schoklender.

Otros elementos negativos para el oficialismo fueron las polémicas con Hugo Moyano y los paros parciales de camioneros (de junio a octubre); el desfinanciamiento del gobierno de Scioli (julio); las tensiones con el gobernador santacruceño Peralta (julio y septiembre); la denuncia de irregularidades en el dragado en la isla Martín García; los paros en el subte porteño y los cruces con el gobierno de Macri (agosto).

De igual modo, el período adverso fue alimentado con noticias como los controles de compras en el exterior con tarjetas, nuevos controles a la actividad inmobiliaria; un entredicho con Techint y los sucesivos “cacerolazos” (sobre todo el 13S y el 8N). Octubre sumó el embargo de la fragata Libertad por parte de “fondos buitres” y los cuestionamientos editados sobre el paso de la Presidenta por Harvard.

Entre septiembre y octubre, el Gobierno nacional logró responder a semejante batería informativa con un puñado de anuncios que tuvieron cierta trascendencia pública: Arsat se quedaría con el 22% potencial del espacio para celulares, la aprobación del voto optativo para los adolescentes a partir de los 16 años, el aumento para la asignación universal por hijo, retenciones al biodiesel y una amplia reforma al mercado bursátil.

Desde mediados de octubre y hasta promediar diciembre, la Casa Rosada se enfocó en el 7D. La expectativa en que cayera la cautelar que protegía del cumplimiento de la Ley de Medios al Grupo Clarín fue el eje de la construcción mediática oficial. El Grupo Clarín lejos de retroceder aceptó el desafío: armó su propio logo del 7D, contestó a los avisos oficiales como sus propios videos; desplegó su red de relaciones públicas y puso a todo el multimedios, incluido el diario papel, que pasó 61 días consecutivos sin editar un título principal favorable a la Casa Rosada, a defender el interés empresario.

Como se analiza en esta edición, el 7D también terminó siendo adverso al Gobierno. El diario del fin de semana, Perfil acertó con muchas primicias alrededor del 7D, anticipando el sentido de varios fallos. Por estos días, la Casa Rosada redobló su apuesta: sigue dando pelea por la agenda, con su particular estilo. Y el periodismo profesional, como espejo de una tragedia, responde con más “partidización”, con títulos forzados e información sesgada. Para algunos, es la “resistencia” al autoritarismo oficial. Para otros, se puso en marcha la “restauración liberal”.

Para los lectores, es el tiempo que les ha tocado vivir.

La presencia en TW y FB

El 2012 fue un año de fuerte presencia de DsD en las redes sociales. El 22 de enero, se lanzó la cuenta de Twitter. Algo después de las 10 de la mañana, ya era trending topic.

Éste fin de semana superó los 4.500 seguidores. El 8N realizó una prueba piloto: DsD observó a la cobertura televisiva y tuiteó durante casi dos horas para evaluar qué recepción tenía entre sus seguidores. Según el sitio FollowerWonk, hay dos palabras que son las que más se resaltan en el perfil del total de usuarios que se mantienen atentos a las acciones de DsD: “periodismo” y “comunicación”.

Si bien DsD, lanzó su Facebook el 18 de agosto de 2011, durante este año se realizó una mayor integración con el contenido del portal web para generar un vínculo mayor con la audiencia. En particular, la cobertura sobre las históricas elecciones gremiales en AGEA fue la que mayor ruido hizo en el universo Facebook. Según las estadísticas oficiales del sitio, un 33,1% de los “fans” de DsD tienen entres 25 y 34 años, y un 22,4%, entre 35 y 44 años.

El multimedios obtuvo sobrevida por la “opción judicial”

El año en que Clarín demostró su poderío

Salvo que el juzgado de Horacio Alfonso falle en forma desfavorable antes de fin de año- improbable por los tiempos judiciales- el Grupo Clarín atravesó todo el año pleiteando en forma exitosa.

Si bien la causa que más trascendió en los diarios fue el cuestionamiento a dos artículos de la Ley de Medios, hubo otros expedientes –con menos prensa- pero con decisiones también favorables para el holding.

Por la Ley de Medios logró una nueva cautelar de la Sala I de la Cámara Federal Civil y Comercial logrando sobrevida: deberá esperar que el juez Horacio Alfonso resuelva sobre la “inconstitucionalidad” de fondo de la Ley. Pero aún así –y si no se aplicara el “per saltum”- una fallo adverso al multimedios podría ser apelado por el Grupo, y el caso pasaría recién entonces a la Cámara. El verano 2013 promete novedades: ¿habrá finalmente ‘per saltum’?

En la causa por Cablevisión, la Corte Suprema falló este año por suspender el trámite que se desarrollaba por separado en dos juzgados (Capital Federal y Mendoza) hasta que decida la jurisdicción. En este caso el pleito es entre el Grupo Uno y el holding de Magnetto.

La instrucción de la causa Papel Prensa SA –que impulsara el Gobierno nacional en 2010- aún se encuentra en primera instancia, en el juzgado del magistrado Julián Ercolini. Como derivación de la misma causa, también la Corte Suprema rechazó un pedido de “apartamiento” que realizara la defensa del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Nueva comisión interna en Clarín después de 12 años

Al final, lo mejor fue el impulso a las nuevas voces pero en la agremiación

En el año del tan promovido 7D, comenzó a discutirse entre los empresarios y las autoridades la adecuación a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Todo ocurrió en el marco de una escalada total entre el Grupo Clarín y la Casa Rosada. Los tiempos judiciales impidieron que en 2012 el Mapa de Medios comenzara a cambiar. 

 Con empresas cuestionadas públicamente, el avance más sustancial se dio en el plano gremial:  con nuevas comisiones internas, medidas de protestas en los grandes y medianos medios de comunicación, “aplausazos” solidarios; la incipiente organización de los colaboradores; varias jornadas en los matutinos porteños “sin firmas” (el Día del Periodista); negociación paritaria conjunta; rápidas conciliaciones obligatorias y numerosas asambleas.

La elección el 15N que consagró la primera comisión interna de prensa en 12 años en AGEA (diario Clarín) fue el hecho más relevante, que fue cubierto por DsD, en medio del silencio de los diarios papel tradicionales. Antes se conformó la junta electoral integrada por María Virginia Messi, Ismael Bermúdez, Guillermo Milla, Luis Ceriotto, Gustavo Grabia, Oscar Barnade, Gonzalo Sánchez, Alejandro Marinelli, Sibila Camps, Gustavo Pando, Daniel Mecca, Javier Drovetto y Jorge Muracciole. 

 Con una lista única y pluralista resultaron electos como delegados: Horacio Bilbao, Matías Longoni, Francisco Rabini, José Ángel Mateos, Carlos Liascovich y Fabricio Soza. Los únicos intentos de la empresa por frenar la conformación de la comisión provinieron del área de Recursos Humanos. Antes, entre febrero y marzo, un petitorio con una mayoría de periodistas de Clarín impidió que se cumpliera con el retiro del periodista Ismael Bermúdez

 También en la agencia estatal Telam hubo elecciones. Allí se impuso como secretario gremial a Mariano Suárez, redactor de la sección Espectáculos. Telam informó que el resto de los delegados electos son: Alicia Galizzi, Carla Gaudensi, Adolfo Rocasalbas, Luis Ramírez Ávila, Fernanda Arce, Ariel Bargach, Marcelo Barsola, Patricio Klimezuk, Héctor Sánchez, Ernesto Zambrini y Esteban Giachero. 

Twitter fue un lugar privilegiado donde se alzaron las voces. Bajo el hashtag #ParitariasPrensa los trabajadores detallaron, por ejemplo, que el “aplausazo” irrumpió en las redacciones de Clarín, La Nación, Página/12, Crónica y BAE. El Colectivo de Prensa (@lasredacciones) y Paritarios Clarín (@delegadosClarin) fueron dos de los protagonistas más destacados. A propósito, @lasredacciones dejó en claro: “Nuestras dicotomías no son K/antiK. Son libertad de expresión o censura. Derechos o precarización. Unidad o dispersión. Periodismo o propaganda”.

Hallazgo del año

… es para Página/12, que en 2012 cumplió 25 años de vida. El 13 de enero el matutino demostró que una misma foto, en que aparecen vacas muertas, subida al sitio Picasa por la Federación Agraria Argentina (FAA) para dar a conocer el drama de la sequía en nuestro país sirvió a diversos medios gráficos (Clarín, La Nación on line, La Capital de Rosario, Infobae, entre otros) para ilustrar la supuesta muerte de ganado en tres provincias distintas.

Así, se supo que la foto del fotógrafo Marcelo Banchi la tomó en Villa Minetti, Santa Fe, el 30 de diciembre de 2011. El registro gráfico, aclaró el profesional, tenía fecha impresa de 2005 porque se olvidó de cambiarle la fecha a su máquina. La FAA, luego de la denuncia de Página/12, se deslindó del uso periodístico que hicieron los medios privados de dicha foto. Y de pasó la FAA corrigió en su propio sitio el epígrafe de dicha foto, cuyas vacas dejaron de ser bonaerenses para ser santafecinas, según informó el diario. Página correctamente reconoció que los problemas de sequía

Traspié oficial: el 7D fue para Clarín

La Sala I de la Cámara Civil y Comercial, integrada por los jueces Susana Najurieta y Francisco de las Carreras resolvió un día antes del 7D extender la cautelar a favor del grupo Clarín hasta que se defina la causa de fondo en manos del juez Horacio Alfonso: si es o no constitucional el artículo 161 de la Ley de Medios. 

 De las Carreras fue denunciado penalmente por recibir supuestas dádivas del Grupo Clarín, y fue la propia Cámara quien lo repuso en su cargo pese a la recusación que había recibido de parte de los abogados de la AFSCA. El 7D fue la fecha que la Corte Suprema de Justicia de la Nación estableció como límite para extender cautelares en favor de la “parte actora”, o sea el Grupo Clarín. 

El Gobierno nacional de inmediato apeló el fallo, mientras la AFSCA informó que el proceso de desinversión se suspendió hasta que el juez resuelva la cuestión de fondo. De esta forma no desinvierte Clarín ni ningún otro empresario. La Ley de Medios debería buscar su plena vigencia en 2013. 

Hubo varias lecturas en los medios sobre El 7D. Por ejemplo, La Nación tituló “No habrá 7D: la Justicia falló a favor del Grupo Clarín y el Gobierno apelará el fallo”, cuando en realidad la fecha fue establecida por la Corte y no por el Gobierno. Lo que ocurrió después fue que tanto la Casa Rosada como el Grupo Clarín construyeron sus propios logos, sus propios videos y campaña en una batalla por el 7D.

 

Creció el reclamo por las conferencias de prensa y acceso a la información pública

El Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) y el colectivo Palabra 54 fueron las primeras instituciones en reclamar en febrero último “la imperiosa necesidad de que los funcionarios públicos de todos los niveles realicen de manera periódica conferencias de prensa con una dinámica adecuada para que los periodistas puedan cumplir su tarea profesional y realizar preguntas sin condicionamientos ni prerrogativas”.

Debido a la tragedia ferroviaria en Once, varios funcionarios organizaron conferencias pero sin permitir preguntas. La reacción fue creciendo. En marzo se difundió un blog para pedir por la realización de conferencias de prensa. Como parte de dicho reclamo, el domingo 13 de mayo decenas de periodistas salieron al aire en el programa PPT de Jorge Lanata por Canal 13 mostrando diversas pancartas cuestionando la política de comunicación oficial. “¡Queremos preguntar!” fue el cántico al cierre de la nota.

En septiembre, la Presidenta de la Nación en gira por Estados Unidos, respondió preguntas ante auditorios de las universidades de Georgetown y Harvard. La mayoría de los diarios y columnistas cuestionaron varias de las respuestas de la mandataria ante jóvenes estudiantes; además de quejarse porque en nuestro país no tienen posibilidades de interpelar a la Presidenta. También porque no se cumple con la ley de acceso a la información pública. 

El contrapunto vino por Horacio Verbistky en Página/12. En su nota del 30 de septiembre, “La Matanza” el periodista acusó a Clarín y La Nación “con oportunas columnas de sus respectivas estrellas, Jorge Lanata y Beatriz Sarlo” de “haber montado un escándalo sobre la referencia presidencial a la universidad de La Matanza”.

Nunca fue peor

Un año con demasiados bochornos y escándalos del “periodismo vergonzoso“

La denuncia contra Bonelli. El caso de periodistas "espías". Las expresiones de un Mitre. El cruce entre Víctor Hugo Morales y la revista Noticias. Agresiones físicas a periodistas.

Periodistas que insultan a otros colegas y/o a funcionarios; denuncia de plagio, acusaciones de cobros de dineros extra publicitarios; declaraciones lastimosas de empresarios del sector; agresiones físicas y hasta una investigación judicial a periodistas sospechados de actividades de espías de terceros. DsD siempre le dedicó en su “Especial Aniversario” un pequeño recuadro al “bochorno del año”. Pero en 2012 fueron tantas las situaciones vergonzosas y/o escandalosas que éste año ameritan un espacio más extenso. En 2012 ha nacido el “periodismo vergonzoso”.

Caso Bonelli

Uno de los hechos más graves ocurrió el 9 de agosto. Del conocido Caso Marcelo Bonelli nunca quedará en claro si el periodista y su esposa efectivamente cobraron $ 240 mil pesos por año y en concepto de qué contraprestación a Repsol/YPF. O si la acusación de la Presidenta de la Nación –difundida nada menos que por cadena nacional- fue porque el periodista aseguró en Clarín que el titular de YPF, Miguel Galuccio renunciaría. O ambas cosas a la vez. Así son estos tiempos: se investiga o no según se trate del interés político partidario que más convenga. Bonelli hizo su descargo sin mayores precisiones. Las reacciones fueron dos: quienes de inmediato salieron a solidarizarse con el periodista del multimedios y criticaron la “intolerancia” de la mandataria (FOPEA, Castro, Sirven, Gallo, García, entre otros) y quienes para defender la posición oficial hicieron hincapié en los códigos de ética. Una tercera posición fue la del profesor Silvio Waisbord.

Periodistas “espías”

El 5 de abril Clarín publicó “Indagatoria por la violación de correos”. Página/12 amplió la noticia con la tapa “para espiarte mejor” por la cual sostuvo que ““el ex jefe de la SIDE Juan Yofre, el ex secretario del Ejército con De la Rúa y Duhalde, Daniel Raimundes, y editorialistas de La Nación y Perfil fueron imputados por el robo de información con ‘fines periodísticos’, o para realizar operaciones políticas, mediante el hackeo a los mails de miembros de la Corte, ministros y hasta la propia presidencia, pasando por Susana Giménez y decenas de personajes populares”. En la causa precisó están alcanzados “los ex agentes de inteligencia Iván Velázquez y Pablo Carpintero por asociación ilícita. El general retirado Daniel Manuel Raimundes, el empresario Néstor Ick y los periodistas Carlos Pagni (La Nación), Roberto García (Perfil) y Edgar Mainhard (Urgente 24) y el responsable del portal Seprin, Héctor Alderete, son requeridos como partícipes o encubridores de violar correspondencia electrónica”.

Roberto García en su programa de TV, y Pagni en La Nación se refirieron al caso en el cual quedaron involucrados. El 18 de septiembre La Nación aclaró que en el caso de Pagni la jueza Susana Arroyo “sostuvo que no pudo probar que haya violado correspondencia electrónica alguna”. No hubo debate, ni investigaciones para establecer acerca de las “fuentes” de inteligencia a las cuales puede recurrir o no un periodista profesional.


Dichos a la bartola

Causó consternación en la redacción de La Nación las declaraciones del director de dicho diario, Bartolomé Mitre quien declaró el 6 de noviembre a la revista Veja, que “vivimos en una dictadura con votos”. Perfil.com fue quien detectó la entrevista de Nathália Watkins.

Supuesto “plagio”

En julio debutó Jorge Lanata en Clarín. Rápidamente el periodista fue señalado de presunto plagio. La noticia rápidamente se difundió por Twitter y, tras varias horas, Clarín se vio obligado a publicar una aclaración. Argumentó que “algunos datos” de la columna “habían sido tomados del libro ‘El hombre del camión’, de Emilia Delfino y Mariano Martín” y que la cita había quedado afuera por un “error de edición”. En diciembre de 2011, cuando Lanata escribía para Perfil, el periodista de La Nación Pablo Sirven también lo había señalado por una supuesta práctica similar.

Insultos, maltratos e intolerancia

El entredicho vergonzante entre el periodista relator Víctor Hugo Morales y el editor de la revista Noticias, Edi Zunino (en abril); los reiterados insultos al aire del periodista Jorge Lanata en el exitoso Periodismo para Todos (PPT); las agresiones y descalificaciones desde programas periodísticos –como “6,7,8” o “Duro de domar” - a colegas que trabajan en Clarín y La Nación; la intolerancia y los golpes bajos fueron moneda corriente en 2012.

Agresiones

El 6 de junio periodistas y fotógrafos de la agencia estatal Telam fueron agredidos salvajemente por una patota en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas. El 8N se produjo la agresión a un equipo de C5N encabezado por el periodista Néstor Dib, un equipo de Telefé, movileros de los programas “Duro de Domar” y “678”; que cubrían la manifestación. Esta vez la reacción fue unánime y no dividió a oficialistas y opositores.

Denuncian “Aprietes” y “persecuciones”

Según se trate de periodistas “opositores o críticos” o bien, “oficialistas o antimonopólicos” el tratamiento que recibe una noticia es bien distinto de acuerdo a la posición partidaria del diario que se lea.
Dos hechos ocurridos en 2012 muestran claramente esos sesgos editoriales.
En los primeros días de octubre, el periodista Nicolás Wiñazki fue demorado -de mal modo- en el aeropuerto de Venezuela, al regreso de la cobertura de las elecciones presidenciales.
Los supuestos agentes de inteligencia venezolanos querían saber cómo había hecho la producción del programa Periodismo para Todos, de Jorge Lanata para conseguir y difundir un “papper” de la inteligencia venezolana.
La noticia se conoció como un “apriete a Lanata” que en realidad cuando se enteró de la detención de un integrante de su equipo decidió solidariamente no retirarse del país hasta su liberación.
Junto a Lanata también fueron hostigados “Ricardo Ravanelli, Tamara Florín, Carlo Torres, Gastón Cavanagh, María Victoria Bourdieu, Sebastián Gómez Sánchez”. Desde medios oficiales en vez de solidarizarse con esta situación, el equipo fue acusado de ser “provocadores”, “exagerar” o montar una “operación de prensa”.
Para colmo de males, Lanata mostró días después imágenes de los incidentes pese a que había denunciado que “le borraron todo” o le habían “extraído todo el material” hecho que no se le pasó por alto al diario La Nación. El periodista al aire profirió todo tipo de insultos.
Clarín “persigue a periodistas”
Los primeros días de diciembre se conoció una lamentable denuncia penal presentada por abogados del Grupo Clarín contra funcionarios y periodistas –todos ligados a medios oficiales- por supuesta “incitación a la violencia colectiva” en el marco del 7D.
La reacción oficial –e incluso de un pequeño grupo de periodistas que trabajan en el multimedios- solidarizándose con los periodistas denunciados obligó al holding, pocos días después, a reaccionar y no solo aclarar que los periodistas nombrados iban a concurrir como testigos sino incluso a corregir la presentación para sacarlos del escrito judicial.
Como ocurriera con el caso de PPT, el “apriete” o la “persecución” a los periodistas pasaron por el tamiz de la partidización reinante que impidió debates de buena fe.

Ledesma, justicia para el periodista villero

En 2010 DsD publicó una Zona Dura sobre el asesinato del periodista boliviano Adams Ledesma en la que señaló que se trató de un “crimen invisible” debido a que hubo ocho pronunciamientos de entidades locales e internacionales y los diarios porteños no los habían consignado en sus páginas. En septiembre de 2012 otra Zona Dura sostuvo “Crimen de Adams Ledesma: un condenado en medio del silencio”. Por entonces un Tribunal Oral de la Capital condenó a 18 años de prisión al asesino de Ledesma, un vendedor de “paco” de la Villa 31. Y otra vez, los diarios le cedieron apenas algunos recuadros de escueta extensión. El único reconocimiento a Ledesma –un verdadero periodista militante que luchaba contra las drogas- llegó el 17 de septiembre cuando Editorial Perfil le entregó un premio a la madre de Ledesma, fundador del periódico Mundo Villa y la TV barrial homónima. Los hechos alrededor de Ledesma tuvieron amplia difusión en sitios web. Mundo Villa publicó una columna del titular de SOS Discriminación y amigo de Ledesma, Víctor Ramos, quien afirmó que “los medios de prensa no se interesan por la muerte del periodista Adams Ledesma de Mundo Villa TV. Si el muerto hubiera sido Morales Solá o Van del Koy (sic), miles de litros de tinta se estarían volcando en papel diario, para encontrar vaya a saber qué tipo de virtudes tenían. Pero sólo se trata del director de un medio de comunicación de Villa 31 en el barrio de Retiro y para mejor, Adams era boliviano”.

Otro año con los diarios porteños partidizados,
sesgados y aburridos

La progresiva partidización de los principales diarios porteños que comenzó en 2008 siguió su marcha.

DsD definió a la “partidización” como el fenómeno por el cual las empresas periodísticas se comportan a la hora de editar información/ opinión /contenidos como si fueran un partido político: a favor o en contra de lo que fuere.

En éstos cuatro años la “polarización” de la sociedad y el periodismo argentino alcanzó incluso a la producción académica.

También los estudiosos se dividieron: están con o contra.
Al respecto, el especialista en comunicación Martín Becerra, en su artículo “Cuando los medios se polarizan” publicado en Ámbito sostuvo que “Desde 2008, la polarización del mapa de medios en dos campos opuestos potenció la selección intencional de hechos noticiables al previo cálculo acerca de si un acontecimiento (o una fuente) es o no conveniente para el sector en el que milita cada uno. Esto erosiona la posibilidad de encontrar voces discordantes con la propia línea editorial y exacerba un ambiente endogámico en el que cunde la sospecha sobre la mala intención del otro (nunca la propia)”.


Algunos ejemplos de cuando Clarín edita en forma sesgada, como si se tratara de un diario menor: lo peor fue en agosto. El día 3 fue el único matutino que no puso en tapa que CFK confirmó el pago del Boden 2012; el 19 de agosto sólo Clarín evitó abrir su edición con el acuerdo entre gremios y gobierno por el cual el mínimo salarial se incremento un 25% y el 23 de agosto una vez más quedó en soledad al transformarse en la excepción dentro de sus pares e ignorar la votación parlamentaria por la cual se estatizaba la CVS (ex Ciccone).

Para todos los otros editores –incluido su primo La Nación- ésas fueron las noticias del día, que como resultaron favorables a la Casa Rosada el diario de Noble las ignoró en tapa o las minimizó. Esa tendencia llevó a Clarín que entre el 28 de septiembre y el 28 de noviembre el matutino nunca publicara un titulo principal de neutro a positivo para el gobierno nacional. Increíble pero real.

Por el contrario, Página/12, hasta la fecha sólo publicó una tapa negativa para la actual administración nacional: fue la del 9 de septiembre, apoyándose en una nota firmada de Horacio Verbitsky. A su vez, el matutino sólo publica títulos principales negativos del gobierno porteño que encabeza Mauricio Macri. Todo previsible.

La Nación –siempre crítico con el kirchnerismo desde 2003- viene endureciendo el tratamiento a la Casa Rosada, pero no deja de colocar en el techo de sus portadas noticias positivas cuando cree que hubo aciertos oficiales. Con el replanteo de su redacción, La Nación promete hacer un esfuerzo por tener una agenda propia y sostenerla, que es su punto más débil.
El Cronista Comercial –curiosamente el diario de Francisco de Narváez- fue el matutino más equilibrado, según lo demostró DsD a través de su publicación anual “Agenda”. En 2012 empezó a inclinarse: hasta el 23 de noviembre había editado 93 títulos principales neutros, 74 críticos o negativos y 61 favorables, siempre con relación al gobierno nacional.
En Perfil –que exhibe una mayoría de columnistas entre críticos y opositores a la Casa Rosada – se verifica un intento por “pegarles a todos”, desde CFK, pasando por Macri hasta otros dirigentes de la oposición. Como La Nación y El Cronista también muestras signos de transición.
Ámbito por segundo año es el matutino porteño que más títulos positivos editó para la Casa Rosada: hasta el 23 de noviembre publicó 110; otras 108 fueron neutras y tan sólo 7 fueron críticas.
El lector de matutinos en Argentina, no tiene ningún diario en el cual pueda leer en forma equilibrada críticas y elogios, tanto a la oposición como al oficialismo. La “partidización” sigue su marcha.

Libros periodísticos con repercusión


Entre tantos libros escritos por periodistas y editados en 2012 algunos alcanzaron mayor trascendencia y repercusión.

El que pico en punta fue el libro de Matías Longoni “Fuera de control”. Casi un año después el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray anunció una demanda civil.

Otros dos de ellos se editaron en abril: “Medios y gobiernos de América Latina expuestos por WikiLeaks” de Martín Becerra y Sebastián Lacunza, aportó tantos datos jugosos extraídos de los cable de la tropa de Julian Assange que se transformo de consulta imprescindible.


Ceferino Reato (Perfil) con “Disposición Final” se convirtió en polémico al saberse que el autor entrevistó en la cárcel al dictador Rafael Videla. En junio, el legendario empresario periodístico, Héctor Ricardo García publicó su propia autobiografía titulada “La culpa la tuve yo”. A partir de septiembre, fue muy leído “Amado. La verdadera historia de Boudou” de Federico Mayol. Finalmente el año cerró con un nuevo texto de Luis Majul sobre “Jorge Lanata, más allá del bien y del mal”.

 

Columnas, notas, artículos y buenos ejemplos

Algunos de los principales méritos del periodismo que galardonaron el 2012

La investigación sobre el "Caso Ciccone"; algunas columnas del "perro" Verbitsky y otras de Pagni. El regreso polémico de Lanata.

La investigación periodística del “Caso Ciccone”; algunos artículos de Horacio Verbitsky en Página/12 y de Carlos Pagni en La Nación, y el resurgir del polémico Jorge Lanata se destacaron junto a otras notas y coberturas como lo más meritorio del año que termina.
El 7 de febrero Clarín pudo adelantar el testimonio de Laura Muñoz (ex de Vandenbroele supuesto socio de Boudou) obtenido por el periodista Nicolás Wiñazki. El testimonio fue difundido antes por programa de Jorge Lanata en Radio Mitre, donde también se desempeña Wiñazki.

El “Caso Ciccone” se constituyó en la investigación más extensa del todo el año. Buscando forzar interpretaciones, Clarín intentó instalarlo como “Caso Boudou” y con igual intención el oficialismo como “Caso Boldt”. Las primeras pistas del “Caso Ciccone”, las escribió Jorge Asís en su sitio. La primera reacción de Boudou fue el 7 de marzo, en entrevista a Página/12.

La investigación fue un verdadero esmeril mediático para el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou y el gobierno nacional. Tres días después empezó a realizar aportes a la serie noticiosa el diario La Nación. A partir del 18 de febrero, Clarín enfocó el caso como “denuncias de corrupción”. Aunque parte del material es susceptible de críticas, la tarea debe ser valorada.

El trabajo de Wiñazki –seguido luego por un equipo- seguramente será premiado el año que viene como lo fue en 2012 la investigación sobre el “Caso Schoklender” editada en Clarín en 2011 por los periodistas Nicolás Pizzi, Daniel Santoro, Lucio Fernández Moores, Luciana Geuna, Omar Lavieri y Rodolfo Lara. En noviembre también fue premiada Virginia Messi por la cobertura en serie sobre la problemática del narcotráfico en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores.
Tal como ocurrió en 2011, el columnista Horacio Verbitsky fue lectura obligada en algunos pasajes de 2012. Con datos precisos, anticipó hechos, aunque siempre con fuentes anónimas en cercanías del gobierno. Se destacaron sus criticas a la política de seguridad bonaerense hasta el punto de suscitar en enero una replica del jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez; en septiembre las objeciones a los cursos de Seguridad del Ministerio de Defensa de la Nación; y entre agosto y noviembre, las denuncias contra el juez Armella (causa Riachuelo).
Desde una óptica opuesta, algunos artículos del periodista Carlos Pagni en La Nación fueron muy comentados. Abusando también de fuentes que desde el anonimato resultan sospechosas, Pagni se consolidó este año como el mejor columnista político de La Nación, dejando en evidencia la falta de información y precisión de sus pares mayores del mismo matutino. Tres artículos como muestra: “Negociar con Repsol, pero sin Brufau” (agosto) “La extraña marcha de la Presidenta a 2011” (octubre) y “Chevron, un aliado incómodo” (noviembre).
Precisamente Jorge Lanata mostró su vigencia desde Periodismo para Todos (PPT por Canal 13) que se convirtió muy pronto en el programa periodístico más visto de la TV argentina. Polémico, Lanata venía de un duro fracaso: el cierre del diario Crítica. Despertó odios y amores.
Buenas notas, ejemplos
Algunos ejemplos para destacar entre los mejores artículos del año: las tres notas en serie en Clarín firmadas por Gonzalo Sánchez revelando los vuelos secretos de pilotos civiles para traer armamentos desde Israel, Libia y Sudáfrica por la Guerra de Malvinas (febrero); la mejor nota sobre publicidad oficial fue la de José Crettaz en La Nación (junio) y la entrevista de Santiago O’Donnell en Página/12 a Julian Assange con sus tres entregas (del 23 al 25 septiembre).
También hay que valorar una artículo en La Nación de Laura Zommer sobre la “incómoda vigencia” de los delitos de calumnias e injurias que por propuesta de la Presidenta de la Nación fueron eliminados” del Código Penal para asuntos de interés público en 2009.
En mayo, la investigación del periodista de La Nación, Iván Ruiz detectó que el Gobierno nacional contrató a Global Infrastructure (GI), con “irregularidades”. El 13 de julio el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció el fin del contrato. De igual forma, en Ámbito dos artículos de Sebastián Lacunza sobre medios a raíz de las elecciones presidenciales en Venezuela publicadas en octubre.
Entre las notas ocurrentes, la nota de Mariana Carbajal en Página/12 con motivo del Día del Padre, “el matrimonio de hombres que están esperando un bebé”.
Por fuera de los medios gráficos tradicionales, tuvo una buena recepción el nacimiento de la revista Cítrica, editada en octubre por la Cooperativa de los ex trabajadores del diario Crítica.
Finalmente, algunos artículos del especialista Martín Becerra (UNQui) brillaron por su precisión y ecuanimidad del 7D, publicada en varios medios, uno de ellos en noviembre Perfil.


Primicias, adelantos y otros méritos

La intervención de YPF fue anunciada por El Cronista Comercial: el 29 de marzo fue el único en abrir su edición con un contundente “El Gobierno busca alternativas para quedarse con el 33% de YPF” firmada por Pablo Fernández Blanco. Y mantuvo el foco el 17 de abril con “YPF cayó fuerte en la Bolsa tras las versiones sobre una eventual reestatización”.
Pero el 2 de mayo, Ámbito (Charlas de Quincho, en la pluma innominada de Ignacio Zuleta) anticipó que el número uno de YPF sería Miguel Galuccio.
Hubo otras primicias –tal vez con menor trascendencia temática- como la de Perfil (Natalia Aguilar) en abril que entrevistó al juez Rafecas quien sostuvo en “on” que “hasta el momento” no había “nada” que involucrara a Boudou con la firma “The Old Fun”. Página (Hauser y Kollman) y Clarín (Lanata) intentaron mellar el logro periodístico denunciando que era una violación de un “off” de Rafecas. El secretario de Perfil, Javier Calvo les replicó. Tiempo después, Rafecas fue apartado de la causa: el intercambio de SMS con abogados de Boudou fue el principal motivo; sus dichos a Perfil figuraron en segundo orden.
A Perfil hay que sumarle el adelanto del 17 de agosto, firmado por Federico Bassahun y Andrés Eliceche. “El otro triangulo de las Bermudas”, sobre supuestas irregularidades en transferencias de jugadores de fútbol. El tema, días después, formó agenda de todos los medios.
El diario del fin de semana se anotó otras exclusivas: en marzo la primera encuesta que mostró la caída en imagen de CFK; en abril los dichos del jefe de Gabinete de Boudou (Caso Ciccone); y fue el diario que mejor cubrió el 7D con adelantos de decisiones de la Corte Suprema. Allí tuvieron un buen año Natalia Aguilar y Mariano Confalonieri. 

Los “cacerolazos”,las coberturas y las polémicas

El mejor año del diario de los Saguier

Suben las ventas de las publicaciones de la editorial. Se incrementa la publicidad en el ABC1. El diario La Nación cada año vende más ejemplares: tal vez no sume lectores sino consumidores de su tarjeta el Club de Lectores. Además compró Impremedia. El 2012 fue el mejor año para la familia Saguier, al menos en este aspecto del negocio.
Pero además produjeron tres movidas: nuevos referentes en la redacción central; rediseñaron el diario papel y siguieron las mejoras en su sitio web.
Los primeros días de mayo el DsD anunció que Gail Scriven, era nueva secretaria de Redacción y Martín Rodríguez Yebra el nuevo jefe de la sección Política. Entre otros cambios: Inés Capdevila jefa de Internacionales; Jorge Rosales pasó a ser prosecretario de redacción (turno mañana); marchó al dominical Enfoques, Francisco Seminario mientras que Carolina Arenes pasó a la sección Opinión. El suple Economía tiene como titular a Diego Cabot y Patricio Bernabé a "cartas de lectores".
El rediseño del diario fue permanente. Todo el año. En marzo se comunicó a los anunciadores; en julio se incluyó publicidad al pie de su portada; y el 31 de agosto presentó "la nueva etapa" en el rediseño. Entre tantas novedades surgió el suple "Sábado".
Con su nuevo sitio web, destronó este año a Infobae.com en diseño, desarrollo y actualizaciones. No por nada Pablo Mancini y un equipo ya trabaja en la reingeniería de Infobae.com.
En Perfil
En octubre su supo también que el diario del fin de semana cambió su staff: bajo la conducción siempre del director Javier Calvo, en la sección Política se designó nuevo jefe al periodista Damián Nabot (ex agencia DyN; diario Crítica y ex jefe de los informativos del canal de TV digital 360). De allí había partido hacia La Nación, el periodista Jorge Liotti.
Mientras se incorporaron a Economía las periodistas Paola Quain (ex Infobae Profesional) y Patricia Valli (ex BAE).
Antes en junio, Carlos Russo dejó Perfil.com y se hizo cargo de la gerencia de la revista Caras. En su lugar la puntocom sumó a Germán Angeli, secundado por Federico Aikawa. En julio el legendario Darío Gallo -criado y nacido en Perfil- pasó a trabajar en Clarin.com.

Balance de la venta de diarios de 2012

Sólo La Nación crece; cayó otra vez Clarín; traspié de Perfil y Popular

Si se consolida la tendencia que muestra la circulación de diarios capitalinos en el primer semestre de 2012, el diario La Nación sería el único matutino que sostiene su alza en ventas por tercer año consecutivo. El matutino de los Saguier se sube al podio porque Diario Popular –con la misma prevención en la tendencia ya señalada-sufrió en 2012 una merma en la colocación de ejemplares, por primera vez desde 2004.
En su número aniversario de 2011, el DsD aseguró con respecto a La Nación que “apalancada en su edición dominical que no para de crecer, fenómeno en el cual el ‘club de lectores’ tiene una influencia decisiva, el diario de los Saguier logró incrementar su circulación”.

El promedio de ventas dominical del primer semestre de 2012 fue de 162.270 ejemplares. Por encima del registro de 159.713 de 2011 que incluso aquel guarismo supero a igual variable de ventas dominicales del período 2008/2010. La tarjeta del Club de Lectores empujó las ventas de todas las revistas de la editorial, ya que con un nuevo suscriptor se entrega sin cargo algún semanario o mensuario, como Living o Rolling Stones.

Siempre en términos comparativos con 2011, Clarín cayó por séptimo año consecutivo. Para Perfil, el diario del fin de semana, se tata de su quinta caída consecutiva. Clarín en 2012, tuvo en ventas un “techo” fue de 285.611 ejemplares promedio diario de lunes a domingo. Y su promedio diario semestral se ubicó en los 274.053. Es decir por debajo incluso de los 292 mil ejemplares promedio de 2011.

A su vez Popular, detuvo su marcha ascendente de 2004, forjando éste año un pico promedio diario semestral de 89.794 ejemplares. Si se confirmara esta tendencia en el segundo semestre de este año –cuyos datos se conocerán en febrero próximo- Popular habrá estado por debajo de los 91.575 ejemplares promedio de 2011.

Por su parte, Perfil –si también mantiene la tendencia de comienzo de año- registró su quinto año en descenso en su edición dominical, siendo en 2012 el promedio de 45.482 ejemplares, por debajo de lo obtenido en 2011 (46.331). En cuanto a la edición sabatina promediaba 21.493, apenas por encima de lo obtenido en 2011 (21.310).

Diario sobre Diarios (DsD) es el primer sitio web argentino que comenzó a difundir – hace ocho años- y analizar las estadísticas que brinda el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC) . DsD accede de fuentes periodísticas, ya que los datos del IVC circulaban hasta entonces solo entre los empresarios periodísticos.

En cuanto a los diarios provinciales y regionales, el medallero de los diez matutinos con mayor circulación registró todo el año una puja en ventas entre La Capital de Rosario y El Día de La Plata, por la quinta posición en el ranking de circulación que confecciona DsD, en base a las cifras del IVC. La diferencia entre ambos a veces fue de 150 ejemplares.
Entre el diario Río Negro y Los Andes de Mendoza, pujaron también por el octavo puesto entre los 25 y 23 mil ejemplares promedio de lunes a viernes.

Cambios significativos en el Mapa de Medios La editorial La Nación se constituyó en el accionista mayoritario del grupo estadounidense de medios Impremedia, titular de varios periódicos en español en Estados Unidos. Uno de ellos, La Opinión de Los Ángeles es líder en ventas. La noticia se conoció en enero, según consignó DsD al ser difundida por New York Post. Pero recién en marzo se confirmó que por primera vez una empresa periodística argentina compra una similar en Estados Unidos. El presidente de la sociedad creada por La Nación es Eduardo Lomanto. Francisco Seghezzo, ex director de planeación corporativa fue designado director general de operaciones (COO).  Chau Goldman, hola Ralph  En febrero, Rodolfo Barrios en Perfil anticipó que Goldman Sachsanunció la pue

  • Copyright 2000-2017 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Director de Contenidos: Gonzalo Grandis
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Humberto Primo 683 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM
Teléfonos: 011 4362 5849