CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

#PASO 2017

Edición Especial - Viernes 11 de agosto 6:00 hs

Periodistas

02/11/2004

Ocho renuncias en la Asociación Periodistas

El episodio Nudler sacude al periodismo argentino

Noviembre de 2004. El periodista de Página/12 volvió a firmar una nota el domingo 7 de noviembre, después de que su "panorama económico" -que debió publicarse el sábado 24 de octubre- no fuera editado por decisión del director periodístico del matutino, Ernesto Tiffenberg. Los periodistas argentinos debaten sobre el episodio. La Asociación Periodistas celebró el miércoles 3 una reunión del plenario y emitió un comunicado. Algunas posiciones que se expresaron en el debate. Las renuncias a ese foro, entre otros, de Tomás Eloy Martínez, Claudia Acuña, Uki Goñi y Claudia Selser. El texto que emitió la entidad. La carta de Horacio Verbitsky al DsD. El jefe de Gabinete querellaría a Nudler. El DsD presenta una reseña y las últimas noticias al respecto.

Noviembre de 2004. Ocho integrantes de la Asociación Periodistas renunciaron. Y aún entre quienes decidieron permanecer hay matices importantes. "Nada será como hasta entonces" dice un expriementado miembro del foro. El episodio Nudler deja lecciones. A una entidad que reune editores y redactores destacados, cuyo comunicado público - paradojicamente - no fue publicado ni difundido por muchos de ellos aún cuando tienen esa posibilidad editorial. Un debate que llegó a las redacciones por Internet. Con más "off" que "on". Pero llegó.

Si bien el episodio comenzó en Página/12, el debate se extendió a casi todos los medios de comunicación. Y como ocurre siempre, los términos de la polémica son amplios. Hay quienes insisten en marcar la "oficialitis" de los empresarios periodísticos; otros arremeten contra los editores de matutinos por ser "más papistas que el Papa" y también están quienes lo restringen a una cuestión de procedimientos entre un "editor" y un "columnista". Algunos consideran que la cuestión "ha sido exagerada". Sólo Ámbito Financiero, Página/12 (con la respuesta de su director); los semanarios Noticias, Veintitrés y Día 8 le dedicaron espacios al tema. Grondona entrevistó a Nudler en "Hora Clave" por Canal 9. Los dos grandes, Clarín y La Nación, no incluyeron hasta hoy una sola línea al respecto, pese a que ambos tienen secciones y especialistas dedicados a los "Medios".

El debate en la Asociación Periodistas

En tanto, la Asociación Periodistas, tuvo una reunión plenaria el miércoles 3 a la que acudieron la mayoría de sus miembros. "Nunca hubo una sesión con tanta asistencia", comentó uno de ellos. De su staff, sólo faltaron Joaquín Morales Solá (estaba en Montevideo entrevistando al presidente electo de Uruguay Tabaré Vázquez), José Ignacio López (se encontraba de viaje en Roma) y Jorge Lanata. El DsD logró reconstruir la reunión a partir del testimonio de seis periodistas que estuvieron presentes. Todos ellos coincidieron en hablar "sólo en off" y algunos procuraron destacar la "buena predisposición" de todos los integrantes de la institución "por alcanzar un consenso". Otros tres integrantes de la Asociación, recibieron mensajes del DsD, pero no contestaron las llamadas. Hubo uno que no quiso hablar "ni siquiera off the record"

Varios miembros de la Asociación que no quisieron hablar con el DsD se remitieron al comunicado emitido el jueves 4 por la noche. El texto tuvo un breve intercambio entre los miembros hasta que se llegó a la versión definitiva. Algunas fuentes señalaron que el comunicado iba a incluir un pedido al diario Página/12 para que "reflexione" sobre lo ocurrido, idea que finalmente no quedó plasmada.

Según pudo reconstruir el DsD, el director de Página/12, Ernesto Tiffenberg, y el secretario de redacción, Martín Granovsky, se mostraron renuentes a avanzar en la discusión del episodio Nudler. Simplemente negaron que haya habido "presiones del gobierno" a la hora de decidir no publicar el panorama económico. Uno de ellos aclaró de movida: "No vamos a discutir acá los criterios de edición de Página/12, porque si hiciéramos eso, tendríamos que discutir los de todos los medios y sería interminable". Ambos aseguraron que "no hubo censura a Nudler" y que se trató del "ejercicio de defender la línea editorial".

Tiffenberg pidió que la Asociación Periodistas "no se convierta en una Conadep de los medios de comunicación" y aseguró que se le retiró la firma a Nudler de sus artículos "porque se perdió la confianza".

Otros que pidieron la palabra en la sesión -que las fuentes describieron como "muy tensa"-, fueron Magdalena Ruiz Guiñazú y Mariano Grondona. La periodista de Radio Mitre, dijo que "lo que habría que discutir es la presión del gobierno a los medios y la permeabilidad que algunos tienen". Aseguró que "a mí me llama Alberto Fernández para decirme cosas, pero no dejo que se entrometa en el contenido de mi programa". Por su parte, el conductor de Hora Clave, también insistió en tratar la presión del Gobierno nacional: "¿Tenemos que discutir el caso Nudler, o deberíamos discutir el caso Fernández?" le preguntó a la mesa.

Horacio Verbitsky a la hora de dar su parecer resaltó que el gobierno no ejerce presión alguna sobre los medios, sino que los llamados a las redacciones son parte de la dinámica habitual de todos los gobiernos. En una carta que envió el viernes pasado al DsD, desmiente haber dicho esta frase (ver carta completa al pie de esta Zona Dura) .También descartó de plano que en el caso de la nota de Nudler haya habido censura por parte del Ejecutivo. Varias fuentes de Periodistas aseguraron que Verbitsky tiene especial predicamento entre sus miembros y que suele ser quien define las posiciones que la entidad toma. Otras dijeron que "el comunicado que salió, fue el que él quiso".

El tema de la publicidad oficial fue uno de los ítems más discutidos por el plenario. El periodista Pablo Mendelevich dijo en el programa de radio "El exprimidor" de Ari Paluch, que se emite por Radio Uno: "Periodistas resolvió que va a hacer una investigación o va a crear una comisión para investigar el manejo de los fondos de la publicidad oficial". Sin embargo, las fuentes que estuvieron presentes en la reunión aseguraron que esa posición -que lideró Magdalena Ruiz Guiñazú- iba a ser incluída en el comunicado, pero por pedido de Tiffenberg y Granovsky se excluyó. "No pueden aparecer juntas las palabras 'Nudler' y 'Publicidad oficial', porque estaríamos legitimando la acusación", dijeron.

"Periodistas" logró a última hora del jueves 4 emitir un comunicado firmado por la mayoría de sus miembros. Una fuente de la Asociación se mostró conforme con lo ocurrido y resaltó que "lo más importante es que se evitó el cisma" que parecía que se iba a producir, de acuerdo al voltaje de la discusiones previas. El comunicado fue redactado por el presidente de la entidad, Oscar Serrat y por el periodista Nelson Castro.

El comunicado de Periodistas -con sus firmantes-, es el siguiente:

PRONUNCIAMIENTO

PERIODISTAS realizó una reunión extraordinaria para considerar la situación surgida entre Página/12 y su columnista de temas económicos Julio Nudler. El tema tuvo repercusión en algunos medios de prensa dentro del gremio periodístico. También provocó un reclamo de pronunciamiento de parte de una asamblea del personal de ese matutino en el que nos consideramos aludidos.

Después de un amplio debate, los miembros de esta Asociación, fundada en 1995, acordaron ratificar los lineamientos de su estatuto fundacional, que los compromete a involucrarse en todos los casos en que los poderes públicos, directa o indirectamente, afectan la libertad de expresión de un periodista.

Hubo distintas posiciones con relación al caso de nuestro colega Nudler, primando la opinión de que no constituyó un episodio de censura, sino que se encuadra en la dinámica de las habituales relaciones entre un periodista y su editor. Ello excede el marco de los objetivos que siempre se fijó PERIODISTAS.

Nuestra Asociación ratificó su compromiso de defender el derecho esencial a la labor periodística y su compromiso con los derechos y garantías que constituyen la esencia del sistema democrático. 

Buenos aires, 4 de noviembre de 2004


Los Miembros que firman este comunicado son:
María Laura Avignolo, Ana Barón, Santo Biasatti, Nelson Castro,
Ariel Delgado, Rosendo Fraga, Rogelio García Lupo,
Andrew Graham-Yooll, Martín Granovsky, Mariano Grondona,
Roberto Guareschi, Mónica Gutiérrez, Ricardo Kirschbaum,
José Ignacio López, Fanny Mandelbaum, Joaquín Morales Solá,
Norma Morandini, María Moreno, Daniel Muchnik, Silvia Naishtat,
James Neilson, Teresa Pacitti, Magdalena Ruiz Guiñazú, Fernán Saguier,
María Seoane, Ernesto Tiffenberg, Horacio Verbitsky

 

 

 

Oscar Serrat Isidoro Gilbert
Presidente Vicepresidente

 

Sin embargo, si bien se logró mantener la unidad entre la mayoría de sus miembros, Periodistas no pudo evitar la renuncia de cuatro de ellos: Tomás Eloy Martínez, Claudia Acuña, Claudia Selser y Uki Goñi.

El autor de "La novela de Perón" terminó de leer en Estados Unidos el comunicado y acto seguido envió un mail renunciando a la Asociación. Este fue el texto de su renuncia.

"Queridos amigos:

Hasta donde he podido averiguar, todo lo que une a Nudler con Spolski es
un contrato para escribir una columna en Veintitrés por 600 pesos
mensuales, lo que no entra en colisión con su trabajo en Página 12 ni le
permite, creo, vivir decorosamente. Conozco a Nudler desde hace años y
doy fe de su ética sin quebrantos. Entiendo que se apresuró al denunciar
la supuesta censura a su artículo. Y coincido, también, que los diarios
tienen absoluto derecho a no publicar lo que consideran inconveniente
para sus intereses profesionales. Por algo parecido fui obligado a
renunciar a la dirección de Panorama cuando denuncié la matanza de
Trelew. Años antes, me retiré voluntariamente de La Nación porque se
intentó imponer el criterio del diario a las críticas de cine que yo
firmaba. Tengo que ser consecuente con mi pasado. Me parece inadmisible
el artículo editorial del miércoles 27 en Página 12, que arroja sombras
sobre la buena reputación periodística de Nudler sin que éste tenga
derecho a réplica. Si la Asociación tiene por fin sólo defender a los
periodistas del ataque de los poderes públicos y no de los abusos de
otros poderes, entonces nada tengo que hacer allí. Espero a llegar a
Buenos Aires para renunciar formalmente, porque entendí mal los
estatutos de la Asociación. Ruego que el comunicado que acabo de recibir
se publique sin mi firma. Con el afecto de siempre,

Tomás"

 

 

 

Una fuente de Periodistas dijo que la renuncia de Martínez hasta el viernes no había sido aceptada.

Por su parte, la ex editora de Página/12 y actual directora del sitio Lavaca.org, Claudia Acuña, hizo lo propio. Este es el texto de su renuncia:

"A todos:
Vengo de una reunión donde estaban presentes representantes del gobierno de Canadá, Poder Ciudadano, Greenpeace y la Carrera de Antropología, entre otros, donde se informaba a un grupo de periodistas sobre una cuestión que involucraba a un empresario local. Al terminar el informe, el periodista de Página dijo:
- ¿Ustedes saben cómo se dice a partir de ahora 'no te metás con tal'?: el editor manda, el periodista obedece.
Podría ofrecerles la grabación, pero el problema es que como el periodista sufrirá las represalias, ejerceré mi derecho a la censura (que en este borrador de comunicado de Periodistas acaban de resignificar como edición).
Por vergüenza, entonces, es que digo:
No puedo suscribir la consagración de la obediencia debida.
No puedo suscribir que se confunda el rol de comisario político con el de editor.
No puedo suscribir que se disimule que un miembro de Periodistas mintió públicamente, como lo hizo Tiffenberg en su cobarde justificación publicada en la tapa del diario. Y mucho menos que, como confesó ayer, haga desaparecer al periodista denunciante, retirándole la firma. Un acto de violencia que sólo puede ejercer alguien que abusa de su poder. ¿Vamos a festejar esta impunidad por escrito? ¿Vamos a permitir que se rifen así los prestigios bien ganados de los integrantes de Periodistas para lustrar los zapatos de quienes cenan en la quinta de Olivos?
Nudler habló del suicidio de Página.
Yo consagro aquí el de Periodistas.
Gracias por este corto año juntos que me permitió decir todo lo que dije ayer.
Por si no queda claro: repudio el comunicado. Y renuncio a Periodistas.
Claudia Acuña".

En tanto, Uki Goñi, autor del libro "La auténtica Odessa" le envió a la Asociación el siguiente texto:

"Un periodista no debe sufrir represalias en su lugar de empleo por
denunciar la autocensura. El hecho es doblemente grave cuando la
represalia es aplicada por un alto miembro de Periodistas.
La infundada nota de Tiffenberg asociando a Nudler a una indemostrada
campaña contra página/12 es violatoria de cualquier manual sobre la
libertad de prensa. Abusa además de su superioridad en el escalafón
para lanzar un ataque contra un empleado que, equivocadamente o no,
intenta denunciar la autocensura. Selser, Acuña, Martínez y yo hemos
tendido nuestras renuncias antes que permanecer en una asociación que
permita semejante ultraje por uno de sus miembros.

Uki"

 

De los miembros del staff de Periodistas, tampoco apareció firmando el comunicado Carlos Gabetta, quien finalmente renunció ese viernes por la noche.. Lanata tampoco puso su firma al pie del texto emitido, aunque ya dijo públicamente que lo ocurrido con Nudler fue "un caso de censura". Efectivamente, el viernes pasado, envió su renuncia la asociación.

Ese mismo viernes, además renunciaron dos periodistas que habían aparecido firmando el comunicado: Norma Morandini y Silvia Naishtat. Esta última, en diálogo con el DsD el viernes pasado, señaló que renunció "porque el comunicado que yo había firmado no fue el que finalmente salió". Agregó que "el que yo firmé tenía un párrafo en donde se le pedía a Página/12 que reflexione sobre lo ocurrido, que finalmente desapareció". No quiso hacer pública la renuncia que envió a la institución "porque la verdad es que me duele mucho todo lo que está pasando, creo que Periodistas era un espacio muy interesante y que todo termine así me duele". Obviamente, ambas pidieron a la asociación que retiren sus firmas del comunicado.

En tanto, el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) decidió enviarle todo el material al director del "Consultorio ético" de la Fundación por un Nuevo Periodismo Iberoamericano, Javier Darío Restrepo y esperará a que se expida sobre el caso Nudler, para volver a convocar jornadas sobre el tema.

Por otra parte, Mendelevich le dijo al DsD que Germán Rey, miembro del Consejo Consultivo de la Fundación dirigida por Gabriel García Márquez, estuvo en la Argentina en un seminario en la Universidad de Palermo y también se llevó todo el material publicado sobre el episodio Nudler para analizarlo. "Dijo que le parece un caso de censura muy interesante", comentó Mendelevich.

Este periodista, en el programa de Ari Paluch aseguró que el jefe de Gabinete Alberto Fernández estaría próximo a querellar civilmente a Julio Nudler por las afirmaciones realizadas en la nota que, paradójicamente, nunca se publicó en Página/12, aunque sí en varios portales de Internet como el DsD. Nudler recordò que esa nota era un "refrito" de otras notas publicadas anteriormente en Página, "por las que nunca fui querellado".

El domingo 7 por la noche, Julio Nudler fue invitado al programa de Mariano Grondona. Allí polemizó con su compañero de Página/12, Raúl Kollmann. "Yo soy un compañero tuyo y no quiero polemizar. Simplemente creo que fue una discusión entre vos y Tiffenberg por una nota que llegó a las 12 de la noche”. Nudler le respondió: “Que no quieras polemizar no es una deferencia hacia mí, sino que estás rehuyendo del debate que debemos dar. Respecto a tu visión de los hechos, hay muchos periodistas de Página/12 que dijeron lo contrario a lo que vos sostenés”. Luego Kollmann le señaló que hizo “una cosa furibunda en denunciar una supuesta censura, dijiste que Alberto Fernández financió la campaña de Duhalde con la plata de las aseguradoras, denunciaste a Ocaña y ella dice que vos tenés los mismos argumentos que los grandes laboratorios”. Nudler le respondió: “Estuve tres horas con Ocaña y lo que estás diciendo es totalmente falso”. Dijo que “la censura es cotidiana en Página/12” y que "mis notas fundamentales continúan prohibidas". De hecho, si bien el último domingo Nudler firmó la columna "Deseconomías" en el suplemento "Cash", el panorama económico continúa sin publicarse..

Así empezó todo

La historia comenzó el viernes 22 de octubre último. Ese día, Nudler mandó su panorama económico como lo hace habitualmente, a las 23.50 (ver texto completo de la nota de Nudler en la última Zona Dura). Minutos más tarde, recibió un llamado de Tiffenberg, quien le dijo que la nota no saldría dado que la información que contenía "no estaba lo suficientemente fundamentada", según precisó Nudler. Acto seguido el periodista envió un e-mail a un grupo de amigos comentando la situación y revelando las graves imputaciones al Síndico General, Claudio Moroni, y al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, que contenía su artículo censurado. El correo - reenviado - no tardó en llegar a todo el sector periodístico.
El lunes 24, Ambito Financiero publicó en su contratapa un recuadro con el título "Silencian a un periodista", en donde se hizo eco de las palabras escritas en ese e-mail. El matutino de Julio Ramos - quien coincide con Jorge Lanata en señalar que Página es controlada por Clarín - aprovechó el episodio para criticar a su eterno rival.

Nudler - tal como lo expresó en su mail - intentó guardar silencio. Aceptó por entonces hablar con el DsD siempre que se destacara que pese al acto de censura estaba persuadido que en Página/12 "hay más libertad que en cualquier otro diario".
Tiffenberg denuncia una "campaña"
El miércoles 27, Tiffenberg publicó un editorial en Página/12, que empezó en el "pirulo" de tapa y siguió en la contratapa (se puede leer en http://www.pagina12web.com.ar/portada.php?fecha=2004-10-27 ) Allí el director del matutino ratificó los argumentos que le había dado a Nudler sobre la nota: dijo que "llegó pasados todos los horarios de cierre" y que "se hacían una serie de afirmaciones que la dirección del diario consideró que requerían mayores explicaciones antes de ser publicadas". Pero no se quedó allí. Aseguró que Nudler hizo público el hecho "porque concretó un compromiso laboral con Sergio Szpolsky", flamante dueño de la revista Veintitrés. Luego descalificó la trayectoria de Szpolsky, a quien le adjudicó realizar una "campaña" contra el matutino.

Lo que el director de Página no dijo en su editorial, lo completaría 48 horas después la revista Noticias: "En la respuesta de Tiffenberg se enrostraba a Szpolsky haber sido socio de Hadad. Pero Fernando Sokolowicz, presunto dueño de Página, fue también socio de Hadad cuando invirtió algunos dineros en Canal 9. Pero por si fuera poco Szpolsky también es socio en la empresa de clipping "Infofax" del empresario… ¡Sokolowicz! Un poco más y el conspirador contra Página/12, termina siendo accionista del diario".

Al día siguiente, el celular de Nudler no paró de sonar. Fue entrevistado - entre otros - por Nelson Castro (La Red); Román Lejtman (FM Aspen); Jorge Halperin (Radio Mitre); Héctor Larrea (Radio Nacional); Alberto Valdez (Belgrano) y Viviana Gorbato (Radio Cooperativa). También lo hicieron algunos corresponsales extranjeros.

A tal punto, que ese día, Nudler propuso dialogar con el DsD desde un locutorio cercano: su celular se había quedado sin batería. Obligado por la nota de Tiffenberg a defenderse señaló que "no conozco ni hablé nunca con Szpolsky". Agregó que "mi acuerdo con Veintitrés fue por una colaboración quincenal, que arreglé de palabra con el secretario de redacción de la revista, Guillermo Alfieri, a quien conozco porque trabajaba en Página/12". Añadió que "por cada colaboración, me van a pagar $300, o sea $600 por mes. Mi sueldo en Página ronda los $4.000, por lo que estoy en una conspiración que me reditúa el 15% de mi sueldo. Un verdadero disparate". Por último dijo que "Tiffenberg está pasando por una penosa situación que es la de ser director periodístico y censor; y las dos cosas son incompatibles".

El DsD también se comunicó con Szpolsky, quien dijo que "la nota de Tiffenberg es una de las grandes vergüenzas del periodismo nacional. Es como si Saguier censurara a Joaquín Morales Solá, o como si Kirchbaum lo hiciera con Van der Kooy". Sobre las críticas que Tiffenberg le hizo, Szpolsky respondió: "A mí nunca me van a acusar de haber censurado a periodistas". Por último pidió que "si Tiffenberg tiene huevos que publique si tocarle una coma la nota de Nudler", pero aseguró que "eso no va a pasar porque Tiffenberg no tiene huevos".
Asamblea en el diario
Ese miércoles 27 hubo una asamblea de los trabajadores de prensa de Página/12, a la que invitaron a Nudler a exponer sobre la situación. El periodista dio su versión de los hechos y los trabajadores de Página emitieron por unanimidad un comunicado respaldándolo. El hecho es significativo: Tiffenberg cuenta con predicamento en la redacción, no son pocos los periodistas jóvenes que destacan su camaradería. El texto fue el siguiente:


"Como compañeros de Julio Nudler, quien hace más de catorce años escribe sus columnas y artículos en Página/12, reivindicamos su derecho a informar y repudiamos el contenido del editorial aparecido hoy en el diario, con la firma de su director, Ernesto Tiffenberg. Consideramos redundante detenernos en señalar la honestidad profesional e intelectual de Nudler, quien tiene una impecable trayectoria y que, como muy pocos, ha alcanzado un indiscutido prestigio entre sus colegas y lectores. Por lo tanto resultan inaceptables las maliciosas imputaciones que se le formularon desde la dirección periodística que le confió durante largos años la jefatura del área de Economía y que luego dejó en sus manos los panoramas semanales de esa sección. Es un disparate suponer que tamaña responsabilidad hubiera sido delegada en alguien que tuviese la más mínima relación con el texto agraviante difundido en la edición de hoy.
Como compañeros de trabajo de tantos años nos sentimos orgullosos de la actitud asumida por Julio Nudler ante un acto de censura que nos lesiona 20 como periodistas y que hace peligrar la relación de confianza establecida con los lectores desde hace 17 años. La nota censurada denunciaba graves actos de corrupción que involucran a altos funcionarios del actual gobierno nacional. Además lo sucedido no es un hecho aislado sino que forma parte de una sucesión de episodios similares.
Contra lo que se pretende insinuar en el editorial, decimos que la rigurosidad con que Julio Nudler trata la información es la única manera de respetar y sostener la credibilidad del medio en el que desarrollamos nuestra tarea. Ante una situación de tamaña gravedad, exigimos un inmediato pronunciamiento de las organizaciones que dicen defender el derecho a la información y a la libertad de prensa".

Repercusiones

Ese miércoles también se publicó en la contratapa de Ámbito, un cruce que mantuvieron Nudler y el columnista político de Página, Mario Wainfeld, "al aire" en el programa que éste tiene en Radio Ciudad. Wainfeld criticó la nota censurada. Nudler, quien estaba escuchando casualmente, llamó a la emisora y pidió salir al aire. Dirigiéndose a los oyentes dijo textualmente: "Mario Wainfeld no sabe nada de economía, entonces no puede decir que mi nota tenía puntos 'discutibles'. Wainfeld opina de economía sin saber nada, le hace entrevistas a Lavagna que le dice disparates, y como él no sabe nada, no le puede responder". Wainfeld le respondió también al "aire": "Mirá yo tengo 56 años, tengo mi conducta, mi autoestima y mis renunciamientos. Dijiste cosas muy duras sobre mí, fuiste injusto. Me endilgás que tuve militancia política como si eso fuera un pecado".
El jueves 28 de octubre, la secretaria del director de Página/12, Ernesto Tiffenberg, llamó a Nudler para decirle que no escriba su habitual panorama económico - que se publica los sábados- porque se decidió que no saldría. Ese mismo jueves, la nota de tapa de Página sobre la renuncia del titular de Repsol, Alfonso Cortina, había sido escrita por Nudler, pero la firma fue retirada, tal como lo consignó la revista Noticias.

El mismo jueves, la revista Veintitrés publicó un editorial firmado por el periodista Ernesto Tenembaum en donde refutó los argumentos esgrimidos por Tiffenberg en su nota. "La repercusión del caso Nudler no tiene que ver con ninguna campaña de nadie", escribió. La revista también editó el comunicado de los trabajadores de Página/12.

El viernes 29, en tanto, la revista Noticias editó su tapa con el conflicto. "Pagina/K" fue el título de portada del semanario de Jorge Fontevecchia. "Pagina/12, alguna vez el matutino más crítico del país, hoy se debate en cómo ser independiente, a pesar de su simpatía por Kirchner, y la millonaria publicidad oficial que recibe. Esta semana, uno de sus columnistas denunció presiones y la censura de una nota por pedido de Alberto Fernández. El diario lo niega, pero se presentaron nuevos casos. Qué pasa en un medio convertido en una usina ideológica del oficialismo", dijo en su primera plana.

La nota, firmada por Darío Gallo, incluyó la censura a Nudler y privilegió un enfoque en torno a las presiones del Gobierno nacional hacia el periodismo. También consignó el arribo inminente al país de enviados por Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), para investigar otras denuncias de presiones desde el Gobierno.

La revista reveló otros casos ocurridos en Página. Uno de ellos fue un artículo de Marta Dillon sobre piqueteras en Santa Cruz, que fue reemplazado por un aviso publicitario y nunca más se publicó. El otro fue comentado por el propio Nudler. Explicó que el periodista de la sección economía, David Cufré escribió una nota en la que se decía que el presidente Néstor Kirchner "habla una vez por semana de economía con Domingo Cavallo". Cuando Nudler felicitó a Cufré por el dato, éste le respondió: "¿Me estás cargando?" y aseguró que Tiffenberg le dijo horas antes que "ni siquiera tendría que haber escrito esa nota".

El domingo 31, Nudler publicó la columna "Deseconomías" en el suplemento económico "Cash", que también salió sin firma. "Yo, para aflojar un poco la tensión, le avisé al diario que no voy a quejarme por ese tipo de cosas", le dijo ayer Nudler al DsD, a la vez que se esforzaba por explicar que entendía en qué coyuntura se habían producido estas últimas decisiones.

El jueves 4 se publicó en la revista Veintitrés la primera colaboración de Nudler titulada "La ópera de los dos centavos", referida a la propuesta que el Gobierno nacional le hizo a los bonistas.

"Sí, ese Stalin soy yo"

En diálogo con el DsD, Nudler contó otro episodio ocurrido "hace aproximadamente tres meses". Había escrito una nota sobre un hecho de corrupción ocurrido en Salta con los bonos provinciales "Printicos", que involucraba al banquero Jorge Brito (dueño del Banco Macro y del Banco de Salta), al gobernador de esa provincia, Juan Carlos Romero, al ex candidato a vicepresidente de Recrear, Ricardo Gómez Diez y al ex senador Emilio Cantarero, famoso por haber sido uno de los protagonistas mediáticos de los "sobornos en el Senado". Según Nudler, la nota había sido ilustrada con un fotomontaje en el que aparecían las cuatro personalidades mencionadas. El título era "La banda de Los Printicos", jugando con el nombre del grupo de rock "Los Pericos". Al otro día, cuando leyó el diario, Nudler observó que Brito había desaparecido de la foto y parcialmente del texto ("el que lo cortó, lo hizo tan mal que dejó a Brito apareciendo en algunos párrafos de la nota", dijo). Llamó a Tiffenberg y le dijo: "Ernesto acá hay un Stalin que está borrando de la foto a Trotsky". "Sí, ese Stalin soy yo", habría sido la respuesta del director periodístico de Página, quien le explicó que junto con los gerentes del diario Jorge Prim y Gustavo Soriani "habían estado almorzando con Brito el día antes y quedaba mal que saliera eso". Nudler dijo que "esa excusa me pareció pueril". Pero el asombro de Nudler se profundizó cuando, el domingo siguiente, una nota de Horacio Verbitsky criticaba duramente a Brito. Volvió a llamar a Tiffenberg y le preguntó: "¿Decime Ernesto, acá la censura tiene nombre y apellido". El director del diario le negó todo y le dijo que estaba equivocado. "Tiffenberg es un negador de la realidad, es muy difícil hablar con él", reconoce Nudler. "En ese momento, pensé que Verbitsky tenía inmunidad en el diario, pero luego me di cuenta, que la crítica de él a Brito había sido 'en el aire', sin vincularla con el gobierno nacional. Mi crítica a Brito estaba vinculada con Kirchner". En su carta al DsD antes mencionada, Verbitsky asegura que lo dicho por Nudler también es falso y enumera dos notas en las que criticó la actitud del actual gobierno hacia Jorge Brito (ver carta completa al pie de esta Zona Dura).

Una nota de Pasquini Duran

Como ya se dijo, el sábado pasado Página no público por segunda vez consecutiva el panorama económico. Por el contrario, fue editado el panorama político, escrito por el columnista José María Pasquini Durán. El título de la nota fue “Honestidades”. Luego de hacer un extenso análisis, concluyó con una frase dirigida a Nudler, aunque sin nombrarlo: “Los conflictos existenciales de los periodistas son importantes, en especial para los periodistas que los sufren, pero el país está pendiente de otras prioridades, por ejemplo la redistribución justa de ingresos nacionales, a las que debería concurrir la prensa que se sienta honestamente comprometida con los que más sufren”. Nudler, en diálogo con el DsD, respondió: “En primer lugar decir ‘los ingresos nacionales’ es un error técnico. No existen los ‘ingresos nacionales’, se dice ‘el ingreso nacional’. Y en segundo lugar, Pasquini, lamentablemente cree en el ‘roban pero hacen’ entonces piensa que lo mío es un conflicto existencial. Yo creo lo contrario, que la corrupción es uno de los elementos que impiden una más justa redistribución del ingreso”.
Pronunciamientos
En tanto, el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) también emitió un comunicado. FOPEA fue creada hace casi dos años como "un espacio de reflexión, de diálogo y de promoción de la calidad de la profesión periodística", centrándose "en la ética y el desarrollo profesional". Forman parte del Foro, Daniel Santoro, Fernando Ruiz, Claudio Jacquelin, Pablo Mendelevich, Néstor Sclauzero, Alfredo Leuco, Juan Miceli, Jorge Elías, Andrés D´Alessandro, Gabriel Michi, Cristina Pérez, Susana Reinoso, Miguel Wiñazky, Gustavo Sierra y Adriana Amado Suárez, entre otros.

El comunicado es el siguiente:

"FOPEA -una asociación sin fines de lucro que busca mejorar los estándares éticos y profesionales del periodismo y que integran más de cien periodistas- manifiesta su preocupación por la situación que está viviendo Julio Nudler en el diario Página 12 y reivindica la integridad ética y profesional del periodista. Además, recuerda que los códigos de conducta de diarios de Estados Unidos y Europa establecen que los dueños tiene derecho a manejar la parte editorial y decidir qué notas de opinión se publican y cuáles, no se publican. Pero esos códigos señalan el derecho del jefe de redacción y su comité de editores a manejar la parte informativa sin interferencia de los dueños. Y que los jefes de redacción solo pueden pedir al periodista más datos que fundamenten su noticia siguiendo estándares profesionales universales o solicitando que se agregue la versión de los investigados en la nota, pero no a censurarla".

Por su parte, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba), rechazó de plano lo ocurrido.

"La Utpba rechazó la censura ejercida por Página/12 al levantar una columna del periodista Julio Nudler y repudió los términos expresados por la empresa, a través de un editorial firmado por su director Ernesto Tiffenberg, que pretende descalificar la conducta profesional y laboral de un compañero respetado en el gremio y de una irreprochable honestidad intelectual. Resulta evidente que las explicaciones técnicas y profesionales de la patronal buscan ocultar la verdadera decisión política que adoptó Página/12 a la hora de censurar la columna, ejerciendo una arbitraria e impune libertad de empresa, en resguardo de determinados intereses económicos".

En paralelo, continúan circulando varias cadenas de "mails" de periodistas en solidaridad con Nudler. Un nuevo agrupamiento, conocido como "100 periodistas" que se definen como "nacionales y populares" - que hizo su presentación en sociedad el sábado 6 mediante una solicitada publicada en Página/12 - intercambiaron correos desde sus puestos de trabajo, para definir que posición tomarán ante el episodio Nudler. Pese a todo, aún no se pronunciaron.

En la redacción de Página hay emociones encontradas. Algunas fuentes aseguran que se vive un clima "efervescente". Otros lo describen como "desorientación" debido que hasta ayer, hubo una ausencia transitoria de los responsables. Algunos aseguran que este episodio sirvió para que "algunos se montaran en una interna contra Tiffenberg". Y por último están los que dicen que la sensación es de desazón. "Esto es otro golpe a la credibilidad de Página, similar al que recibimos cuando Fernando Sokolowicz se asoció con Daniel Hadad en Canal 9" recuerdan. La fuente hace referencia a otra asamblea ocurrida en julio de 2002 en el matutino. En esa ocasión los trabajadores le pidieron a la empresa publicar el comunicado como solicitada. Pero la empresa - ejerciendo un derecho legítimo - se negó a publicarla.

¿Puede un periodista de casi 64 años reunir tanta solidaridad en un medio que se caracteriza por los desencuentros, las acusaciones veladas y la politización? ¿Por qué Julio Nudler?

Es el mismo Nudler que Graciela Mochkofsky en su libro "Timerman" describe discutiendo hace décadas en "La Opinión" con el legendario Jacobo. Es el mismo Nudler que Jorge Asís retrató en "Diario de la Argentina" poniéndose al frente de una asamblea gremial en 1982 junto a los "troperos" aún cuando tenía cargo en la redacción de Clarín.
Julio Nudler ingresó al periodismo en 1968. Por entonces, Ernesto Tiffenberg tenía 11 años.

Carta de Horacio Verbitsky al DsD

El viernes pasado, Horacio Verbitsky envió una carta al DsD en donde hizo los siguientes comentarios:

"Señor Director

En una edición de su diario se me atribuye haber dicho en una reunión de la
Asaociación Periodistas que "el gobierno no ejerce presión alguna sobre
los medios, sino que los llamados a las redacciones son parte de la
dinámica habitual de todos los gobiernos". Nunca afirmé tal cosa. Sí dije
que no había ningún indicio de que el gobierno hubiera ejercido presión
directa o indirecta para impedir la publicación de una nota de Julio Nudler
en Página/12. Agregué que durante tres horas había abogado en vano ante la
dirección del diario para que esa columna se publicara y que no estaba de
acuerdo con la respuesta firmada por el director Ernesto Tiffenberg.


En otro tramo le atribuye usted esta frase a Nudler: "En ese momento, pensé
que Verbitsky tenía inmunidad en el diario, pero luego me di cuenta, que
la crítica de él a Brito había sido 'en el aire', sin vincularla con el
gobierno nacional. Mi crítica a Brito estaba vinculada con Kirchner". Lo
haya dicho él o no, tampoco es cierto. El 23 de noviembre de 2003, en la
nota titulada "Estampillas/¿Burguesía Nacional u oligarquía transnacional?"
escribí:

"Luego de una audiencia con un grupo de banqueros, encabezados por Jorge
Brito, Kirchner hizo una referencia a la necesidad de una burguesía
nacional. Fue una frase desafortunada ante semejante interlocutor, cuyos
negocios expresan la proyección del sistema político al mundo de los
negocios, en la misma categoría aventurera que Alfredo Yabrán, Alberto
Samid, el escribano Raúl Juan Pedro Moneta, Emir Fuad Yoma, Chrystian
Colombo y José Manzano".

El 4 de enero de 2004, en la nota "La vereda y el tren/Kirchner, Alfonsín,
burguesía, sindicatos y Ejército" agregué en una nota sobre la aparición
pública de Kirchner en un acto con el empresario ferroviario Gabriel
Romero: "El perfil de Romero es parecido al de Jorge Brito, el banquero
radical que hizo fortuna con el menemismo y al que Kirchner distinguió con
su primera referencia pública a la 'burguesía nacional'. La creación de
puestos de trabajo legítimo, la reactivación de la industria mediante
inversiones en obras y servicios públicos son decisiones inobjetables, que
van en la línea de superación del asistencialismo que ni alcanza ni enaltece
a quien lo recibe. Ello no significa que puedan pasarse por alto los
antecedentes de los empresarios que participan en ese tipo de convenios.
Conocer su biografía y sus nexos políticos es imprescindible para mantener
el más severo control sobre el cumplimiento de sus compromisos".

En consecuencia le solicito que corrija ambas referencias erróneas.

Horacio Verbitsky

 

  • Copyright 2000-2018 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Balcarce 1463 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM