CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

#PASO 2017

Edición Especial - Viernes 11 de agosto 6:00 hs

Periodismo y Dictadura

12/03/2014

Breve historia del fundador, Alberto García Hamilton

El matutino fundado el 4 de agosto de 1912. Sus vínculos con la UCR. En 1922, su hijo Enrique reasumió el proyecto. Su influencia en la provincia. Su prédica por el “periodismo democrático”.

Hablar del diario La Gaceta es referirse a su fundador, Alberto García Hamilton y a su extenso árbol genealógico que aportó referentes a la historia de este diario, el más influyente de la historia de la provincia.

 En el sitio www.garcia-hamilton.com.ar el nieto del fundador, Eduardo, refiere: “ni mi abuelo Alberto ni mi padre Enrique figuraban en ningún lado como les corresponde.  Por ello decidí hacerles como homenaje y agradecimiento estas páginas de la familia García Hamilton y su vinculación con el diario La Gaceta de Tucumán, una de las instituciones más sólidas de esa provincia argentina…”

 Alberto García Hamilton nació en Montevideo en 1872. A los quince hizo sus primeras armas periodísticas en “El Comercio” de Fray Bentos, que cinco años después ya dirigía.

 En la década del 90 del siglo XIX, en la disputa entre Colorados y Blancos, Alberto se inclinó hacia los Blancos. Según su nieto la causa de Aparicio Saravia lo llevó a practicar una prensa diaria y de “tono militante” que puso en peligro su vida y la de su hermano Germán.

Fue entonces cuando tuvo que huir a través del río y de madrugada a la Argentina les permitió salvar su vida. Alberto García Hamilton aceptó un puesto como periodista en “El Orden” de Tucumán y colaboró con la mayoría de las revistas y periódicos tucumanos de fines del SXIX y principios del XX.

En 1911 comenzó a colaborar con La Nación, La Razón y Caras y Caretas. Realizó numerosas entrevistas a personalidades relevantes del mundo, la más destacada de las cuales es la realizada al Presidente norteamericano Teodoro Roosevelt.

 Involucrado con la política desde joven, en Tucumán colaboró con el gobernador Luis Nougués en 1906. Ocupó una banca como concejal por el Comité Popular del Comercio.

En 1912, año de la sanción de la Ley Sáenz Peña, que instauró el voto secreto, Alberto García Hamilton estrenó su propia empresa periodística: La Gaceta, que el 4 de agosto debutó con una edición dominical de 4 páginas a seis columnas editadas en una imprenta particular.

 Con el ascenso de la Unión Cívica Radical Alberto García Hamilton se manifestó abiertamente en su apoyo, pero en la ruptura entre las facciones “roja” y “azul” se inclinó por la segunda, perdedora de la contienda.

Representantes de la línea roja se manifestaron violentamente e intentaron asaltar las instalaciones de La Gaceta, lo que derivó en la mudanza de su fundador y su familia a Buenos Aires, donde falleció en 1947.

 En 1929 su hijo Enrique, de 22 años, regresó a Tucumán, adquirió un edificio para la empresa e inauguró la rotativa HOE que habían comprado. En 1937 amplió la influencia de la compañía al establecer en 1937 LV 12 Radio Aconquija, una de las principales radios que aún funcionan en Tucumán.

La Gaceta y su influencia

 De acuerdo con su sitio oficial, La Gaceta es “el periódico de mayor tirada de los cuatro que se editan en San Miguel de Tucumán, con un promedio de 60.000 ejemplares de lunes a viernes, 150.000 los sábados y 100.000 los domingos”. La empresa sostiene que "La Gaceta.com", recibe “más de 200.000 visitantes únicos diarios, más de seis millones de lectores por mes y 25 millones de páginas vistas mensuales”.

 La influencia cultural y política del medio es resumida en su propia página web: “Su penetración en la vida local y provincial es tan profunda que "gaceta" es sinónimo de diario y hasta los vendedores de diarios son denominados "gaceteros". “Papel de gaceta” es otra expresión habitual entre los tucumanos.

 Según el resumen de su propia historia, el primer editorial del periódico buscaba “cerrar el paréntesis que en esa época existía los días festivos, en que no se editaban publicaciones”.

Cuatro meses después de su nacimiento, La Gaceta se convirtió en diario y duplicó su número de páginas. En 1929 García Hamilton adquirió un edificio y rotativa propios. La “Marinoni”, destaca la historia oficial del diario, era “la última palabra de la impresión de su tiempo”. Y en 1936 la rotativa “HOE”, con capacidad para imprimir 100.000 ejemplares por hora “pondría a La Gaceta a la cabeza de los diarios del interior”

 En la biografía del medio se destaca la innovación tecnológica, el crecimiento permanente y la vinculación con el contexto político y cultural.

En cuanto a lo que llaman “material humano”, ponderan la importancia de tener “reporteros incansables y redactores concienzudos y precisos; titulares llenos de imaginación; fotógrafos sin horarios y dispuestos a correr cualquier riesgo con tal de conseguir una imagen; comentaristas capaces de ir al fondo de los acontecimientos y extraer un hilo sólido de conclusiones”. Y la definición se vuelve contundente: “Este fue el ejército cuyo esfuerzo amasó cotidianamente el prestigio de La Gaceta...”

 La Gaceta consigna que “inauguró en Tucumán el periodismo democrático; es decir el que aspiraba reflejar el aspecto total de la sociedad, sin exclusiones ni favoritismos para ningún sector en especial. Esa objetividad informativa hizo al diario ganar lectores desde sus comienzos. Ello no significó, por cierto, que renunciara al legítimo papel de orientador de la opinión pública a través de sus columnas editoriales y sus comentarios”.

 Bajo el título “Episodios tristes” en el mismo autorretrato se señala que los obstáculos que el diario debió afrontar para sostener la objetividad fueron el ataque armado de 1916 que derivó en la mudanza de su fundador a Buenos Aires, la intervención federal de 1943 que impidió la edición del 29 de julio, y la censura a cargo del gobierno provincial sobre una huelga ferroviaria. 

Tambien tenes que Leer:

La Gaceta de Tucumán y su falta de autocrítica del Golpe del 76. 

¿Sabés quien gobernó Tucumán por entonces?

Respuesta del diario La Gaceta a la consulta de DsD.

El día que Videla visitó a La Gaceta

 

 

  • Copyright 2000-2018 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Balcarce 1463 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM