CARTAS AL DSD | CONTACTO
| INGRESAR

#PASO 2017

Edición Especial - Viernes 11 de agosto 6:00 hs

Legislativas 2017

24/09/2017
Fotomontaje DsD
Fotomontaje DsD

center

#Elecciones2017

Ases de campaña

La utilización de la imagen positiva de las figuras políticas para sumar conocimiento -y votos- a candidatos con poca llegada es cada vez una maniobra más recurrente. Pasó con CFK en la campaña de Martín Insaurralde en las PASO 2013. Pasó con María Eugenia Vidal en la actual campaña de Esteban Bullrich. Al final y a menos de un mes de las generales de octubre, parece no haber tanta grieta.

Por Lucas Eidelman (@lucaseidelman)

La noche del 22 de junio de 2013 caía con la confirmación de los candidatos para la última elección legislativa con Cristina Fernández de Kirchner como presidenta. Para entonces, la danza de nombres ya dejaba de bailar con el lanzamiento de Sergio Massa, que competiría como precandidato a diputado nacional por fuera del Frente para la Victoria (FpV). La amenaza de una derrota en territorio bonaerense recordaba a la caída de Néstor Kirchner con el “Colorado” Francisco De Narváez y la respuesta oficialista llevó el nombre de Martín Insaurralde (MI).

En Página/12 de ese domingo, el periodista Mario Wainfeld explicaba de forma sencilla la estrategia: “El potencial del FpV es siempre alto y la integración de su boleta ha buscado consolidar la lealtad del territorio. Martín Insaurralde, el joven intendente de Lomas de Zamora, primero en la lista, expresa tal intención”. Destacaba su juventud y el vínculo con la gestión territorial entre las características del lomense para competir con las del destapado tigrense, que se proyectaba como gran favorito. Sin embargo, el desconocimiento de MI por parte de una gran porción de los votantes de la Provincia ubicaría a la expresidenta nuevamente en el centro de la escena.

La campaña hacia las PASO y las elecciones generales de 2013 que realizó el FpV tuvieron a una CFK que no solamente recorrió a pie la mayoría de los distritos bonaerenses sino que también tuvo su repercusión en los principales medios nacionales. El 27 de junio, La Nación titulaba la presentación de un planetario en La Plata de la siguiente forma: “Cristina Kirchner encabezó un acto con Daniel Scioli y Martín Insaurralde”. Días después, el lanzamiento oficial de la propaganda electoral aparecía en Clarín con la decisión de Cristina Fernández de que “Insaurralde no aparezca en su primer spot de campaña”. Y antes de la Primarias del 11 de agosto, la agencia de noticias Télam titulaba: “Cristina encabezará mañana el acto de cierre de campaña del FPV”.

Así, la exmandataria se transformó en la punta de lanza de esa campaña, que aún con su intermediación, terminó con resultados no del todo favorables: Massa logró imponerse por más de diez puntos de diferencia, con 43,92% contra apenas un 32,18 de Insaurralde.

En su propia trampa

Cuando Esteban Bullrich fue elegido por la mesa chica de Cambiemos para ser contrincante de CFK en la madre de las batallas de este 2017, nadie imaginaba que después del 24 de junio el exministro de Educación se transformaría en el protagonista de una serie de traspiés. A sus metáforas sobre la educación, la Campaña del Desierto y su desatinado comentario sobre Ana Frank -a quien describió como víctima de “una dirigencia que no fue capaz de unir”-, sumaría nuevos hitos para la campaña.

Mientras 600 trabajadores eran despedidos de Pepsico, Bullrich motivó a los bonaerenses a emprender en cervecerías artesanales. Luego, confundió el Ni Una Menos con la penalización del aborto. Y hacia el fin de la campaña, más precisamente el 8 de agosto, afirmaba en una rueda de prensa conjunta con la gobernadora María Eugenia Vidal: “El camino que hemos emprendido todos los días tiene un metro más de asfalto, una sala más, un pibe más que está preso”.

¿Cómo abordaron los medios nacionales estos traspiés? Al día siguiente del último fallido, Clarín esquivó el peligroso comentario del exministro de Educación y en su tapa solo plantó una breve textual del presidente “Macri: ‘Vidal pone en la vereda a los machos de la provincia’”. Mientras tanto, Página/12 eligió darle centralidad a la desaparición de Santiago Maldonado pero publicó una nota sin firma que describía: “El postulante a senador por Cambiemos realizó declaraciones estigmatizando a los jóvenes y recibió el rechazo de dirigentes opositores y organizaciones defensoras de los derechos del niño”.

Por su parte, a lo largo de la última semana de campaña hacia las PASO, La Nación optó por tapas sin nombres propios para la Provincia y puso énfasis en la conservación de la instancia democrática. Consecutivamente, tituló sobre la impugnación de la Justicia a la candidatura de Carlos Menem en La Rioja, editorializó sobre la preocupación del Gobierno nacional frente a una baja participación en las urnas, informó sobre el operativo de fiscalización en Buenos Aires y describió la temperatura del cierre electoral con “cruces y chicanas”. En su edición dominical, el diario de los Saguier guiñó el ojo a Cambiemos con un suspicaz título de tapa: “El apoyo a Macri y el futuro de Cristina se juegan en las PASO”.

Cambiemos en su laberinto

La popularidad y creciente imagen positiva de Vidal motivó al oficialismo a incorporarla en el foco central de la campaña. De la misma forma que Cristina Kirchner lo había hecho con el intendente de Lomas de Zamora en 2013, la gobernadora formó parte de actividades de campaña, actos, recorridas, ruedas de prensa y hasta spots de televisión.

El 19 de julio, Página/12 cubrió la participación de Vidal junto a los candidatos a diputados Graciela Ocaña y Héctor “Toty” Flores en la inauguración de una obra hídrica en Morón: “No deja solos a los candidatos”. Al día siguiente, Clarín se enfocaba en un acto en el club Sportivo Pilar con énfasis en el compromiso de la gobernadora con su espacio político.

Por su parte, Perfil eligió destacar el doble apoyo a Esteban Bullrich. Con el lanzamiento de la campaña oficial, destacó la ya vieja y eficiente herramienta de Cambiemos para recorrer los municipios: “Timbremos: Macri y Vidal se lanzaron a la campaña en Haedo”. “Sigue la gira de campaña: Vidal y Bullrich visitaron San Isidro”, tituló Ámbito días después.

Durante toda la campaña, La Nación fue el único medio nacional que explicó con detalle los intersticios de la mediación de Vidal. Así lo describía luego del lanzamiento de un spot cuya única figura fue la exministra de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires. “Aunque no se presenta a ningún cargo en las elecciones primarias que se celebran en dos semanas, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal publicó un nuevo spot de campaña de Cambiemos donde se alude, en parte, a medidas del gobierno nacional”, detallaba el análisis.

---

La selección de candidatos es una tarea minuciosa en la que las fuerzas políticas conjugan gran cantidad de variables. Pero, aún así, no siempre son suficientes. Es por eso que algunas figuras que no disputan escaños también se incorporan en la escena comunicacional. Son ases: hay muy pocos en el mazo, es necesario cuidarlos y explotarlos en el momento adecuado.

  • Copyright 2000-2017 ©
  • Todos los derechos reservados
eldsd.com diario sobre diarios
Director de Contenidos: Gonzalo Grandis
Propietario: Sergio Aballay
Fundador: Dardo Fernandez
Propiedad intelectual: 5208317.
Dirección: Humberto Primo 683 San Telmo, CABA.
Código Postal: C1103ACM
Teléfonos: 011 4362 5849